Ovación

AFA: Tinelli está en su salsa

El vice de San Lorenzo logró que todos hablen de él, en pro y en contra, por la presidencia de la AFA.

Miércoles 15 de Abril de 2015

El éxito de Marcelo Tinelli siempre tuvo que ver con que todo el mundo esté pendiente de sus decisiones. Y aunque ahora la cuestión no pasa tanto por lo que quiera o no, como varios ya lo instalaron como candidato a la presidencia de la AFA para las elecciones de octubre, el vice de San Lorenzo vuelve a estar en su salsa y divide las opiniones de quienes además tienen intereses políticos detrás. De hecho, la conducción del fútbol argentino es un hecho eminentemente político. Por eso, no llama la atención que, por un lado, el jefe de Gabinete del gobierno nacional, Aníbal Fernández, le baje el pulgar a una eventual candidatura del conductor televisivo, y que Mauricio Macri, aspirante al sillón presidencial por el PRO, la respalde.

Tinelli no posee el apoyo del gobierno nacional, que hoy tiene una injerencia decisiva en la conducción del fútbol. En algún momento estuvo a punto de hacerse cargo de Fútbol para Todos, la nave insignia, pero lo descartaron porque temen que sea un poder dentro del poder mismo. De hecho, en la mesa directiva actual que sucedió a Julio Grondona, su delfín, el titular de San Lorenzo, Matías Lammens, no tiene un lugar destacado.

Por eso hoy Tinelli aparece en el deseo de los opositores al gobierno que pugnan por llegar al poder como una figura atractiva y así lo hizo saber Macri. "Para la AFA está muy vocacionado (sic), tiene muchas ganas", dijo ayer.

Claro que Tinelli no cumple con un requisito ineludible: tener al menos 4 años de cargo dirigencial, ya que para octubre sólo habrá llegado a los 3. Por eso, el delfín de Macri y presidente de Boca, Daniel Angelici, lidera una movida para modificar el estatuto y Aníbal Fernández ya paró la pelota.

"No puede ser presidente, no reúne las condiciones del reglamento", afirmó. Una modificación tendría que darse "con una mayoría agravada, con el 80 por ciento de los votos", y al respecto Fernández fue categórico: "Hoy no están dadas las condiciones para cambiar el reglamento".

Tinelli no dice nada. Deja que sean otros lo que jueguen el juego, en una clara señal de que tiene tiempo para acomodarse a la circunstancia que mejor le convenga. Porque no quiere cortar lanzas con el gobierno, al que dejó de criticar luego de no ocultar su enojo cuando fue dejado de lado en Fútbol para Todos. Como muchos en distintos ámbitos, debe especular con el signo político que gobernará al país después de las elecciones.

Primer "no" para el conductor

Tinelli tuvo su primer rechazo ayer en la AFA. Es que a través del titular de San Lorenzo, Matías Lammens, había solicitado que le reconocieran los años que ejerció en el departamento de marketing del club de Boedo bajo la presidencia de Rafael Savino, pero el comité ejecutivo desechó de plano esa solicitud y por lo tanto solo se le reconocen tres años como dirigente y no los 4 necesarios para ser aspirante al mando del fútbol argentino. Así, Tinelli recibió el primer “no” de la AFA, aunque todavía puede aspirar a una segunda variante, la que mencionó el jefe de Gabinete nacional, Aníbal Fernández (ver aparte). Es decir que 35 de los 44 miembros del comité vote por modificar el estatuto, algo que no se trató anoche en calle Viamonte.

Agotada una chance, Tinelli especula con la otra y con los lazos que teje con todo el espectro político, oficialista y opositor, ya que las elecciones en AFA son el 22 de octubre y las nacionales el 25. No se habría reunido con Máximo Kirchner, como publicó un medio opositor, pero se sacó una foto con el candidato oficialista Daniel Scioli y, además del elogio de Macri, habría charlado con el titular de Independiente y opositor al kirchnerismo, Hugo Moyano.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario