Ovación

Abreu contento en Central: "Disfruto que haya un equipo que todavía me entienda"

"Siempre dije que venir a Central fue la decisión correcta", aseguró el delantero uruguayo, quien todavía no sabe qué será de su futuro por su situación contractual con Nacional, club dueño de su pase.

Miércoles 14 de Mayo de 2014

"Disfruto que haya un equipo que todavía me entienda". Sebastián Abreu se siente más vivo que nunca desde lo futbolístico. Por eso se anima a destacar su presente, pero también el del equipo. Por eso habla de que todavía "no" se puso fecha para el retiro. Y mira un poco más allá. Tira sobre la mesa la satisfacción que le significó jugar toda la temporada en Central y hasta abre la chance sobre su continuidad en Arroyito, poniendo, claro está, los reparos lógicos por su situación contractual con Nacional, club dueño de su pase. Palabras y sensaciones en la previa de un partido que casi seguro lo tendrá entre los titulares y que fue tildado por el Loco como "una final", a la que habrá que abordar con el mayor compromiso para "poder lograr la clasificación a la Sudamericana".

Cualquier momento es bueno para escuchar al Loco. Más en un momento como este, cuando el torneo está llegando a su final, con posibilidades de ingresar a un torneo internacional. Ahí se posa el uruguayo y hace la primera reflexión. "De cuatro objetivos que nos plantemos al inicio de la temporada, con prioridades lógicas, podemos llegar a conseguir tres, que son estar hoy fuera de la zona de los promedios, superar la línea de los 50 puntos y también poder conseguir la clasificación a la Copa Sudamericana después de ocho años. Después de todo lo que vivió Central no es poca cosa agarrar el control remoto un miércoles y ver al equipo jugando un torneo internacional", declaró el delantero.

¿Y en lo personal qué? Se siente "muy feliz". Y rápidamente fundamentó: "Siempre dije que venir a Central fue la decisión correcta en lo que tiene que ver con el cariño, el respeto y en lo que el equipo me dio desde lo futbolístico. Si logramos la clasificación voy a ser más feliz todavía".

En este contexto del posible ingreso a la Sudamericana habla de un "reposicionamiento de la marca Rosario Central a nivel internacional" y a partir de eso avanza sobre si su futuro puede estar ligado o no a Arroyito. "La decisión no depende de mí porque estoy a préstamo. Todavía no se conversó nada, pero creo que lógico y entendible no adelantarse a los hechos porque primero hay que darle la real importancia al partido del sábado", dijo.

—¿Que todavía no se haya hablado indicar algo?

—Creo que es parte del proyecto que vas a tener a futuro si estás o no a nivel internacional. No es mi caso, porque uno sabe dividir psicológicamente lo que pueda venir a partir del sábado, pero creo que no hay que sacar el foco del próximo partido por esto de que el próximo torneo no arranca enseguida, sino que hay mucho tiempo por delante. En su momento se charlará un proyecto a futuro, si es que Miguel continúa, como todo parece indicar.

—¿Cuánto puede influir que siga Russo y que Central esté en un torneo internacional?

—Independientemente de que uno esté o no, esto es un desafío grupal. Si se da lo de la Copa será un ingrediente más para los jugadores que vengan y para aquellos que se queden. Insisto en que no hay que poner la carreta delante de los bueyes, sino que hay que esperar el sábado, ganar y darnos una alegría a nosotros mismos. Después se conversará porque hay cosas que no dependen de mí y porque en el medio hay un club como Nacional al que uno le tiene un cariño especial.

—¿Está lejos tu retiro?

—Nunca me puse fechas porque mientras la pelota me trate bien me doy el gusto de disfrutar. Yo hoy no estoy cansado de concentrar ni de viajar. Al contrario, cada vez lo disfruto más. Disfruto que haya un equipo que todavía me entienda y que haya un entrenador que sepa explotar al máximo mis virtudes. El fútbol no me vino a buscar, sino que lo fui a buscar yo, y eso lo traté de defender a muerte.

—Varias veces dijiste que el fútbol es un juego y no una cuestión de vida o muerte. ¿Disfrutaste este año en Central y la vuelta a un fútbol argentino con tantas presiones?

—Cuando llegué tuve mis cuestionamientos, que tuvieron más que ver con mis características. Todo eso me hizo pensar sobre si podía adaptarme, pero una vez que lo conseguí lo empecé a disfrutar. El balance en lo personal es que fue totalmente acertada la decisión de venir a este club, sobre todo por el entorno. Alguien puede pensar que cada 15 días va a jugar con la cancha llena si el equipo va bien, pero en el Gigante sabés que vas a tener 40 mil hinchas vengas de ganar o perder. Es un privilegio subir las escaleras del vestuario y ni hablar de haber podido ganar dos clásicos, con la importancia que esos partidos tienen en esta ciudad.

Una ilusión de color celeste

Abreu no apareció en la lista que dio el Maestro Tabárez para el Mundial. Pero el Loco fue contundente: “Redoblo el esfuerzo y la ilusión para llegar a la Copa América de Chile en 2015. Tendré que entrenar un poco más y hacer más goles. Mientras juegue, la selección siempre va a ser lo que me movilice”, esgrimió.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario