Ovación

A soportar las esquirlas

Un buen resultado levanta cualquier situación. Uno malo hunde en lo más profundo hasta alimentar cuestionamientos de todo tipo.

Lunes 11 de Diciembre de 2017

Un buen resultado levanta cualquier situación. Uno malo hunde en lo más profundo hasta alimentar cuestionamientos de todo tipo. En Ñuls tenían en claro que salir airosos del Gigante iba a elaborar un manto de piedad a lo sucedido en el año y el semblante podía ser de cierta tranquilidad. La derrota, una vez más, en Arroyito golpeó con dureza y sacó a relucir la crisis institucional que azota a la entidad desde hace un largo tiempo. Y casi todos los dardos apuntan hacia una dirigencia que heredó un problema, es cierto, pero que no supo ni pudo frenarlo. El club anda de rodillas intentando llegar a fin de mes como muchos trabajadores argentinos. Pero lo más triste es que no aparece ninguna solución a mano como para cambiarle la cara a una realidad angustiante. Lo mejor que le pudo pasar es que el torneo se detuvo y sólo el tiempo hará olvidar las penurias. Claro que primero deberá soportar las posclásico.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario