Ovación

A pura concentración

En medio de amenazas a familiares del delantero Wanchope Ábila, el plantel de Boca arrancó la semana de concentración.

Miércoles 09 de Octubre de 2019

Con el ruido insoportable por las amenazas a familiares del delantero Wanchope Ábila, el plantel de Boca arrancó la semana de concentración que planeó el técnico Gustavo Alfaro de cara a los próximos compromisos xeneizes: Racing por la Superliga el sábado 19 y sobre todo la revancha de la semifinal de la Libertadores ante el clásico rival tres días después.

Ayer por la tarde, el plantel xeneize regresó a las prácticas tras la jornada de descanso del lunes luego del triunfo 1 a 0 ante Defensa y Justicia, por la Superliga, en la que es único líder.

Tras los trabajos, los jugadores quedaron concentrados y así seguirán hasta el sábado próximo. La idea del cuerpo técnico es aprovechar el parate por la fecha Fifa y que los jugadores vivan una semana atípica, en la que se fortalezcan como grupo y puedan trabajar en varios aspectos de cara a la revancha frente a River. Además, en uno o dos días de la semana se trabajará en doble turno.

Los futbolistas se alojarán en un hotel de Puerto Madero y se entrenarán en el complejo Pedro Pompilio. El domingo tendrían jornada libre en la previa de una semana que todavía no tiene un cronograma definido y que finalizará con el encuentro frente a Racing, el sábado 19 a las 17.45.

En otro orden, el delantero Ramón Ábila recibió amenazas de muerte el domingo y su familia está bajo custodia policial.

Ábila realizó la denuncia en una comisaría, un fiscal de turno intervino y Boca solicitó la custodia de su familia en Córdoba y en su domicilio ubicado en el Gran Buenos Aires. “Wanchope” sufrió el fin de semana una sobrecarga en el gemelo derecho que le impediría jugar el superclásico del 22.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario