Ovación

A Newell's sólo le faltan seis capítulos finales en el camino al título

El equipo del Tata transitará desde el viernes los últimos seis escalones del torneo, que lo tiene como líder invicto y es el único equipo que depende sí mismo para ganar el título.

Martes 06 de Noviembre de 2012

Es cierto que la pelea de fondo y principal objetivo leproso es mantenerse en primera división cuando termine la temporada global a mediados del año que viene. Pero la enorme campaña que están llevando adelante Gerardo Martino y sus muchachos ubican a Newell's como único líder del torneo, cuando restan seis capítulos por escribir. Y en este contexto es imposible sacar del álbum de figuritas de postulantes serios al título a la camiseta roja y negra. Porque mira a todos desde arriba, es el único invicto y desde que se subió a la cima no se bajó. Claro que ahora viene la apretada recta final y es allí donde aparece la misión más difícil, que es mantener todas las virtudes y fortalezas que llevaron a Ñuls al sitio de privilegio que hoy ocupa.

Más allá del lógico discurso de los protagonistas sobre la prioridad de abocarse a seguir remontando en la tabla de los promedios, lo concreto es que hasta la fecha diecinueve el foco de atención periodística y de los hinchas estarán casi exclusivamente en la puja por el título. Porque para lo otro queda medio año más por delante. Pero la chance de ser campeón no se da todos los días, ni todos los años, ni todas las décadas. Y esto es así desde que la pelota empezó a rodar.

Newell's tiene a varios equipos que le pisan los talones y el epílogo del torneo promete un pelea apretada, con un final parejo y tal vez extendiendo la incertidumbre hasta la última jornada, ya que a ninguno de los postulantes les sobra nada respecto a los contendientes.

De Mendoza se fue sabiendo que rescató la punta en soledad del torneo, pero también que si se aparta un centímetro de su juego atildado y pierde el orden táctico en todas las líneas cualquiera lo puede lastimar, incluso un equipo austero y en inferioridad numérica como fue Godoy Cruz.

No es una novedad que en el tramo final de los torneos aparecen los presiones, el nerviosismo y la ansiedad crecientes, algo que además de Newell's deberán superar los otros equipos que están prendidos arriba.

Ante Godoy Cruz los rojinegros no fueron los mismos que en ocasiones anteriores ni en el control de la pelota ni en la disciplina táctica y muchos menos en la intensidad con la que suelen presionar en cada sector a los rivales. Más allá del 1 a 1 fue una actuación fallida que no puede volver a repetir porque tiene a los perseguidores cada vez más cerca.

Se le viene Quilmes el viernes en el Coloso y luego Boca en la Bombonera, otras dos pruebas determinantes para que el equipo de Martino exponga su mejor versión y redoble el rol de protagonista. Para Newell's es como un minitorneo de seis fechas donde el premio es el título. Recién después la atención de todos volverá al promedio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS