Ovación

A Newell's se le cayó otro soldado en el medio: Mateo estará un mes sin jugar

“Se lesionó en el calentamiento antes del partido con Boca. Jugó con dolor y los estudios posteriores confirmaron la lesión”, contó ayer el médico Juan Ignacio Bóttoli, en Bella Vista.

Sábado 01 de Junio de 2013

En la jornada de ayer se confirmó que el volante Diego Mateo padece un desgarro en el isquiotibial de su pierna izquierda y esa lesión complica los planes inmediatos de Gerardo Martino. Es que Pomelo venía rindiendo en un alto nivel en el mediocampo leproso y estaba cubriendo con mucho oficio la ausencia de Hernán Villalba, quien viene de una intervención quirúrgica por un cuadro de sinovitis en su rodilla derecha. De esta manera, Newell’s sufre dos bajas de peso en una zona neurálgica de la cancha.

   Con este panorama, Mateo tendrá como mínimo para tres semanas de rehabilitación. Si bien la práctica de ayer por la tarde se desarrolló a puertas cerradas en Bella Vista, el parte médico oficial arrojó algunos detalles y todo indica que el mediocampista se perdería por lo menos los duelos con All Boys (16ª fecha), Unión (17ª), Rafaela (18ª) y el próximo cruce de la Copa Argentina.

“Se lesionó en el calentamiento antes del partido con Boca. Jugó con dolor y los estudios posteriores confirmaron la lesión”, contó ayer el médico Juan Ignacio Bóttoli, en Bella Vista.

   Así, cuando todo es alegría, ilusión y expectativas en el mundo rojinegro luego de la trascendental clasificación a las semifinales de la Copa Libertadores, el Tata está obligado a repensar el equipo cara al choque del lunes con All Boys en Floresta.

   Es que además de lo de Mateo, Newell’s debe matizar otras pérdidas. Porque Rinaldo Cruzado viajó para actuar con el seleccionado peruano y no estará disponible, porque Marcos Cáceres llegó al límite de cartones amarillos y además también fue citado por su seleccionado, y porque hay otros futbolistas que acarrean molestias físicas como Víctor Figueroa (faringitis) y Pablo Pérez (pubialgia).

   De esta manera, el tablero de acción se abre completamente para que Lucas Bernardi sea el que tome el rol de volante de contención, aunque no tenga características similares a Mateo y el Mudo Villalba.
El capitán tiene evidentemente menos aptitudes para la marca pero le otorga al equipo más claridad en la salida y mayor lucidez conceptual.

   En este semestre, Bernardi ya cumplió ese rol varias veces y ya dio sobradas muestras de que tiene las virtudes necesarias para desempeñarse en esa zona. Aunque queda claro, que es mucho más agresivo y determinante cuando juega con otras obligaciones, unos metros más adelante. Hoy las circunstancias crean este estado de necesidad y Lucas tendrá que poner en escena ese espíritu de combate que lo caracteriza en cotejos decisivos por el torneo local.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario