Ovación

A la selección por triplicado

Agustín Tartaglia y Manuel Costello, de Rosario y Gastón Torche, de Arteaga, son los tres elegidos para el equipo de futsal adaptado.

Miércoles 21 de Marzo de 2018

"Yo juego como Messi", dice Manuel Costello, delantero de 18 años y con el 14 en la camiseta . "Lo mío es la gambeta como (Ricardo) Centurión", asegura Gastón Torche, el volante de la localidad de Arteaga, con 20 años y con el 15 estampado en la albiceleste. "Yo subo y bajo como Marco Ruben", afirma el también delantero Agustín Tartaglia, de 23 y con la 16. Lejos de achicarse, así se definen los tres jugadores de la ciudad y la región, que integran la preselección argentina de futsal de Síndrome de Down. Hoy son los tres deportistas homenajeados en Ovación en el Día Internacional del Síndrome de Down. Aunque para ellos los reconocimientos y la catarata de flashes comenzaron ayer y siguen. No se achican.

Por la mañana los recibió la intendenta Mónica Fein y de allí hasta bien entrada la tarde no pararon de dar notas, escoltados por sus directores técnicos locales, Carlos Conforti y Hernan D'Avanzo, de la Escuela de Deportes Inclusivos Rosario (Edir), que funciona en Tiro Suizo. Pero también fueron a todos lados con la marca personal de sus familiares: madres, abuelas, hermanos, verdadero equipo de toda la cancha, esos de fierro que bancan a toda hora y no sólo un día.

La cita con este diario, como no podía ser de otro modo, fue en una cancha. Allí, los tres seleccionados desplegaron destreza ante una concurrida platea a puro jueguito de pelota y contaron qué se les viene ahora que se sienten "famosos".

Bajo la dirección técnica de Chiqui Velardez (integrante de deporte adaptado de Boca Juniors) se formó el año pasado esta selección que pertenece a la Federación Argentina de Deportes para Personas con Discapacidad Mental (Faddim) y que tiene el objetivo de participar del torneo Sudamericano, proyectado para este año en Brasil, después del Mundial en Rusia.

down1.jpg
Los entrenadores rosarinos Hernán D'Avanzo y Carlos Conforti, junto a los seleccionados.
Los entrenadores rosarinos Hernán D'Avanzo y Carlos Conforti, junto a los seleccionados.

Pero no todo termina allí. El año que viene, si la pelota sigue rodando, a esta selección le espera el Mundial también en tierras brasileñas. Competirán contra otros combinados de su tipo: el de Venezuela, Chile y México, además del equipo del país anfitrión.

Hace pocos días, Costello, Torche y Tartaglia fueron elegidos para meterse en la carrera para competir a escala internacional. Concentraron y se probaron en el predio del Centro Nacional de Desarrollo Deportivo (Cenade) ubicado Ezeiza y ya se sienten parte del equipo.

"Hasta ahora somos de los mejores siete del país", dijo completamente seguro Costello, hincha de Newell's y jugador del equipo Alquimia, que participa en el torneo regional de fútbol organizado por Edir y avalado por las Olimpíadas Especiales de Argentina. Cursa el 4º año en el colegio Leloir. "Pero además de estudiar y jugar futsal bailo hip hop, bachata y salsa", dijo el polifacético número 14, quien agregó que entrena todos los días, además de ir al gimnasio.

Torche también forma parte del equipo de Edir, campeón de 2017, y a su buen nivel futbolístico le agrega una gran cuota de "esfuerzo". Es que este deportista, que supo destacarse también en el nado, viajó con su familia cada viernes 130 kilómetros desde Arteaga para entrenar en Rosario. Cursa el quinto año del secundario, sueña con "poder vivir del fútbol" y aunque tiene un papá leproso se hizo de Racing por un amigo.

Y Tartaglia, con marcas canallas en la pulsera y celular, es el más experimentado en competencias internacionales. Integró en 2015 la selección de fútbol que participó de los Juegos de Verano en Los Angeles, organizado por Special Olympics. Es el único de los tres que trabaja. Es empleado en la Mutual de la Asociación Médica de Rosario. Y cuando en medio de la charla se les pregunta si se ven ganando con la selección es el primero que dice: "Seguro llegamos". Lo secunda Costello con un "no hay que bajar los brazos" y cierra Torche con un "tampoco hay que bajar la cabeza".

Mientras ellos se prestaban a las fotos para esta nota, los técnicos que los entrenan cada semana (y responsables de un torneo local de quince equipos con jugadores con distintas habilidades motrices) retrataron las virtudes de los elegidos. "Gastón tiene mucha visión de fútbol, es un volante retrasado, juega a un toque y la pasa, no es egoísta", dijo Conforti. Y lo cruzó su colega D' Avanzo al decir: "Agustín tiene garra y es goleador y Manuel sorprende con su gambeta". Tres embajadores de lujo.


El reconocimiento del municipio

down2.jpg

"Estos tres futbolistas que nos representan en el país son ejemplo de compromiso, superación y esfuerzo, cada uno de ellos nos hacen sentir orgullosos", dijo la intendenta Mónica Fein cuando recibió por la mañana a los seleccionados de futsal Manuel Costello, Gastón Torche y Agustín Tartaglia. Y horas después, cuando el trío mostró sus dotes con la redonda en la cancha para ciegos de la Plaza de la Integración (Balcarce y Cochabamba), el secretario general del municipio, Gustavo Zignago, volvió a rescatar a los deportistas y también habló del espacio donde jugaron como una muestra de la labor "inclusiva" del municipio. Y, la directora municipal de Discapacidad, Adriana Ciarlantini, dijo que los tres son el mejor ejemplo de que las personas con Síndrome de Down "pueden trabajar, casarse, jugar y hasta llegar a la selección cuando cuentan con un entorno favorable como el de las familias, los clubes y el Estado".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario