Ovación

A Gimnasia lo frenaron en seco en el Torneo del Interior

Cayó ante Tucumán Rugby por un categórico 36-7, dejando en su cancha el invicto que ostentaba.

Domingo 01 de Septiembre de 2019

Hay tardes y tardes. Tardes en la que todo lo que se entrena durante la semana sale en el primer intento y otras en la que por más empeño que se ponga no sale nada, como le pasó ayer a Gimnasia, que en el marco de la cuarta fecha del Torneo del Interior A, la primera de la ronda de revanchas, cayó ante Tucumán Rugby por un categórico 36-7, dejando en su cancha el invicto que ostentaba.

Si hace una semana el auriazul sorprendió al equipo de Yerba Buena, ayer el verdinegro devolvió la gentileza. El partido arrancó de manera frenética, con muchos kicks posicionales que no lograron salir de la cancha y le daban al rival la posibilidad de hacerse nuevamente de la pelota. En ese contexto la visita pegó primero, con un try de Frías Silva, quien sorprendió en una jugada rápida y no tuvo problemas para quebrar la marca mens sana y apoyar.

Fue un golpe duro, pero la visita no había mostrado mucho como para que Gimnasia se preocupara. El local empezaba a hacer el gasto en un contexto en el que no se daban tregua y arrinconó al conjunto verdinegro, pero le faltó esa estocada final para definir. Lanzado al ataque, otro error facilitó a Tucumán Rugby estirar la cuenta. Gimnasia, de estar a centímetros de marcar, sufrió un nuevo revés en apenas segundos. Empezaba a ponerse de manifiesto un juego de diferencias en la que GER llegaba hasta la última línea y se volvía sin puntos, mientras que Tucumán Rugby, con muy poco, sumaba en el marcador.

El conjunto auriazul tuvo luego una chance de descontar con un penal de All pero la pelota se fue por el segundo palo y el local siguió sin poder sumar. Antes del final del parcial, Albornoz tuvo su chance a los palos y en su tercer intento (falló en las dos conversiones) anotó y le dio las cifras definitivas al primer tiempo (13-0).

El resultado obligaba a GER a salir en el complemento a quemar las naves, sin embargo nunca pudo encontrar su norte. Tucumán Rugby fue adueñándose de las situaciones y gracias a la efectividad de Albornoz siguió sumando.

Con más amor propio que juego, Gimnasia logró el descuento, pero la gran cantidad de errores que seguía cometiendo (sobre todo en defensa), impidieron soñar con una levantada.

Pasada la media hora, los tucumanos terminaron su faena con dos tries, uno del propio Albornoz (la figura de ayer) y otro de Domínguez, que le dio a Tucumán Rugby un valioso punto bonus, además de una gran chance de soñar con las semifinales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS