Ovación

A Central no le sobró nada, pero volvió a eliminar a River de la Copa Argentina

Con goles de Marco Ruben, de penal, y de Jonás Aguirre, el canalla superó al millonario por 2-0 en un partido en el que tuvo todo a favor, pero le faltó inteligencia para liquidarlo antes. Beligoy expulsó a Maidana y Balanta, en River, y a Damián Musto en Central. En octavos jugará con el ganador de Ferro y Los Andes.

Viernes 03 de Julio de 2015

En un final apretado, Central le ganó con lo justo a River y se tomó revancha del partido del torneo, en el que el canalla había sido más, pero que, con una actuación fenomenal de Barovero, terminó cayendo 2-0 en el Monumental. Y a su vez prolongó la paternidad ante el millonario en este torneo, puesto que en la edición anterior también lo había eliminado. Esta noche fue 2-0 con goles de Marco Ruben, de penal, y Jonás Aguirre en el epilogo del partido en el estadio Bicentenario de San Juan,  que le dio el pasaporte para los octavos de final de la Copa Argentina, donde ahora jugará con el ganador de Ferro y Los Andes.  
 
En ese marco, Central mostró dos caras bien marcadas. Una en el primer tiempo en el que jugó bien, fue protagonista y justificó la ventaja con el gol de Ruben de penal, más allá de que Caranta debió exigirse en un par de ocasiones para mantener el cero en el arco. 
 
Y otra muy preocupante, cuando tuvo todo a favor: el resultado y dos hombres de más en algunos pasajes -por las expulsiones de Maidana en el primer tiempo y de Balanta en el segundo-. Sin embargo, no tuvo la inteligencia necesaria para hacer circular el balón, buscar los espacios, abrir la cancha y en contrapartida entró en el nerviosismo, dividió el balón y tuvo más de un susto ante un River que peleó más de lo que jugó, pero que cuando quedó en inferioridad numérica tuvo mucho coraje, amor propio y rebeldía para pelear cada balón como si fuese el último. 
 
El arranque de ambos fue electrizante, con los dos buscando el arco rival con sus armas de siempre. Tratando de darle buen trato a la pelota y de tener volumen de juego. 
 
A eso le agregaban el anticipo y contraanticipo en el medio para tratar de recuperar rápido la pelota y lo más lejos posible de su arco. 
 
Después de unos minutos en los que el millonario tuvo una par de llegadas insinuantes, pero sin profundidad, el canalla empezó a manejar más la pelota y a llegar con criterio y con cierto peligro hacia el arco de Barovero. 
 
Un remate de Cervi de lejos, que rebotó en Maidana y no trajo consecuencias, y sendos centros desde la derecha y la izquierda que generaron zozobra en la defensa millonaria. 
 
Hasta que ese mejor andar tuvo su premio, cuando Marco Ruben presionó a Balanta en la salida y le ganó el balón, que tocó para Cervi, que dentro del área fue tocado por Maidana. 
 
Ruben lo cambió notablemente por gol para poner el 1-0.  
 

 
River no la encontraba y se ponía nervioso y por momentos apelaba a la pierna fuerte ante el mejor momento del canalla y el permisivo Federico beligoy, que en algunos pasajes entró en ese juego. 
 
De esa manera River trató de crecer y tuvo una chance muy clara, cuando un cabezazo de Mora, luego de un buen centro de Sánchez, fue tapado muy bien por Caranta y el rebote dio en el palo. Se salvó Central. 
 
Unos minutos después y tras una contra rápida de Central, el millonario llegó a fondo con un remate de Pity Martínez, que Caranta tapó bien otra vez. Y enseguida otra del arquero, pero esta vez para ahogarle el grito a Boyé, que ingresó por el lesionado Bertolo. 
 
En el final, Beligoy -que estuvo muy permisivo hasta ese momento- le mostró la roja a Maidana, luego de una fuerte entrada de atrás a Ruben. 
 
En el arranque de complemento River tuvo una clarísima en los pies de Pity Martínez, que Caranta -que se iba convirtiendo en figura- otra vez sacó al córner en espactacular reacción. 
 
Con el correr de la etapa, Central se fue reencontrando con la pelota y si bien no tenía llegadas limpias, de a poco fue alejando el peligro de su arco, por más que Martínez tuvo un zurdazo al segundo palo que Caranta debió desviar nuevamente. 
 
Y unos minutos después el trámite se le simplificó un poco más aún cuando beligoy le mostró la roja al Colombiano Balanta por un codazo sobre Ruben -pareció exagerada sanción-. 
 
Sin embargo, esa situación de juego que inicialmente debía simplificarle las cosas no hizo más que desnudar algunas falencias y en un par de ocasiones quedó a tiro del empate ante River, que con nueve jugó como si fuera el partido de sus vidas y lo fue a buscar al área del canalla, más allá de que no tuvo situaciones claras. 
 
Pero la realidad es que al canalla le faltó inteligencia para manejar el partido, para hacer circular el balón y buscar los espacios libres en un partido en que tenía todo a favor: el resultado, dos hombres de más y el tiempo ante un River que era puro coraje, puro corazón y amor propio. Pero nada de eso hizo y se fue complicando, una situación que empeoró cuando el juez le mostró la roja a Damián Musto en una jugada más de partido, que lejos estuvo de ser para esa sanción, pero parece que Beligoy tenía intenciones de compensar un poco. 
 
En el epílogo del partido y cuando Central sufría, Jonás Aguirre capturó un balón en el medio y desde más de 30 metros le metió la pelota de emboquillada a Barovero para marcar el segundo del canalla y cerrar un partido en el que tuvo todo lo necesario para liquidarlo antes, pero que le faltó inteligencia y sapiencia para poner el partido en el freezer mucho antes y no tener que sufrir tanto. Sin embargo este triunfo le permite tomarse revancha de la derrota en el torneo -el millonario le sacó el invicto-, en mayo pasado, y a la vez prolongar su paternidad en esta Copa ante el mismo rival, puesto que ya lo había eliminado en la edición pasada. 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario