Ovación

1, 2, 3, Jockey

El conjunto verdiblanco llegó como invitado al Campeonato Argentino de Clubes y terminó consagrándose campeón.

Lunes 24 de Septiembre de 2018

1, 2, 3... Jockey. Como si fuera un juramento, un compromiso íntimo de dejar todo para llegar lo más lejos posible, el verdiblanco dejó sentado antes de empezar la final sus intenciones de subir a lo más alto del podio. Fue mucho el sacrificio, pero finalmente tuvo su premio. El hockey del Jockey Club Rosario escribió ayer una de esas páginas que seguramente será recordada por mucho tiempo. Porque el verdiblanco llegó al Campeonato Argentino de Clubes (el nuevo torneo que reemplaza a la Liga Nacional A) organizado por la Confederación Argentina Hockey (CAH) en calidad de invitado por la baja de Ciudad y se coronó campeón tras vencer por penales a su homónimo de Córdoba por 3-1 en la final. La figura fue el arquero Tadeo Pietrodarchi, quien no necesitó que alguien le dijera, como lo hizo Mascherano con Chiquito Romero, "hoy te convertís en héroe", para resultar decisivo en la definición.

Lógico que para llegar hasta ahí, el verdiblanco recorrió un largo camino desde el jueves, pero ayer fue el día perfecto. Completó así un jornada inolvidable ya que por la mañana había superado 2-1 con goles de Nicolás Acosta a La Salle de Córdoba en la semifinal, que fue suspendida por cuestiones climáticas. Y con pocas horas de descanso encaró el partido decisivo con el resto que le quedaba, a sabiendas de que la exigencia a la que se expuso le podía jugar en contra. Pero no. Pudo superar a un durísimo equipo como el Jockey cordobés que, también en la mañana de ayer, logró dejar afuera a Universitario, el último campeón del Litoral. Restaban jugar 22 minutos y antes de la suspensión del sábado el conjunto académico ganaba 1-0 con gol de Iñaki Alvarez, pero los cordobeses llegaron al empate y forzaron la definición por penales, que ganaron 3-0.

En la final pudieron verse dos equipos muy parejos. En el primer cuarto el Jockey cordobés arrancó mejor pero enseguida el equipo conducido por Gabriel Basterra equilibró la balanza y si bien los arcos no sufrieron sobresaltos, el conjunto rosarino empezaba a levantar vuelo. En el segundo cuarto, el verdiblanco generó más opciones que su rival pero le faltó definición para rematar las jugadas y el marcador siguió inmutable. El tercer cuarto fue el de los goles. En el arranque del segundo tiempo el Jockey cordobés abrió la cuenta con un tanto de Joaquín Coelho, pero la respuesta inmediata de su par rosarino, con el gol de Tomás Alonso, no le dio tiempo ni para festejar. Así una réplica letal dejó las cosas en un pie de igualdad.

Finalmente, en el último cuarto, pese al esfuerzo de ambos por tratar de evitar la ruleta de los penales, el marcador siguió inmutable y la definición ganó en incertidumbre y emoción. Podía pasar cualquier cosa.

Y en la tanda de penales, el Jockey de Rosario demostró que la invitación no había sido en vano. Con los goles de Facundo Basterra, Nicolás Acosta y Sebastián Morlan, el equipo de Fisherton lentamente se fue calzando el traje de campeón hasta que vio que le quedaba pintado y desató un festejo interminable y en su propia casa. En su debut había caído paradójicamente con su ahora vencido por lo que además pudo beber el sabroso licor que ofrece una dulce venganza.

El plantel campeón estuvo compuesto por Pablo Gino Montecchiarini (capitán), Federico Saenz, Tobías Bacigaluppo, Lucas Stramazzo, Facundo Basterra, Tomás Alonso, Nicolás Acosta, Manuel Suero, Nicolás Lieber, Francisco Alfonso, Nicolás Morlan, Tadeo Pietrodarchi, Ignacio del Castillo, Santiago Giménez, Laureano Recoaro Santoro, Marco Boretti, Juan Montrasi, Alvaro García Becerra, Santiago Boretti y Sebastián Morlan.

El último lugar del podio lo ocupó Universitario, que venció 2-1 a La Salle. El quinto lugar fue para Vistalba (que tuvo en Andrés Aliberti al goleador del torneo con 7 tantos), sexto fue San Martín; séptimo Popeye y octavo Independiente.

En damas, Geba

En la final del Campeonato Argentino de Clubes en la rama femenina, Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires (Geba) superó a River Plate por penales y se quedó con el título nacional. Además del cetro, el plantel campeón contó con la goleadora y mejor jugadora del certamen, Carla Dupuy, quien con cinco anotaciones y una destacada actuación se quedó con las dos distinciones.

El tercer lugar del torneo quedó en manos de Murialdo, que venció a Náutico El Quilla por 2-0. Quinto terminó Universitario de Córdoba; sexto, Los Tarcos; séptimo, Lomas de Rivadavia y octavo, Popeye.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario