Opinión

Vivir sin mochilas

Bienestar. Muchos expertos han alcanzado una enorme popularidad con sus propuestas de vivir mejor, sin tanta carga sobre la espalda. Con un lenguaje accesible logran llegar a un amplio público.

Jueves 15 de Febrero de 2018

Frustraciones, rencores, traumas, sentimientos de culpa, palabras no dichas… Todas las personas cargan un cierto equipaje emocional, pero no a todas les pesa lo mismo. Es posible lidiar con ese lastre simbólico de diferentes formas: el desafío es alivianarlo para poder vivir en plenitud. Psicólogos, guías espirituales e instructores de meditación invitan a reflexionar sobre esas mochilas que en algunos casos pueden impedir el avance.

El siglo XXI trajo un auge de las corrientes espirituales y filosóficas que buscan contribuir al bienestar individual. Si bien hay problemas que son inherentes al ser humano, el mundo moderno agregó complejidades a los vínculos y a la vida cotidiana. Cada vez más hombres y mujeres se sienten desbordados por el estrés, la ansiedad y la angustia y buscan una salida: asistencia psicológica, un libro de autoayuda, un taller de meditación, una clase de respiración, una charla motivacional. A tono con la época, mientras más simple y rápido resulte el camino, mejor.

Muchos expertos lograron interpretar esta necesidad y han alcanzado una enorme popularidad con sus propuestas para vivir sin mochilas. Con un lenguaje accesible y técnicas de fácil seguimiento, logran que su mensaje llegue a todos los interesados más allá de la clase social, el nivel de instrucción o la ideología. Su premisa es clara: se puede vivir mejor, sin tanta carga sobre la espalda.

La psicóloga, escritora y conferencista chilena Pilar Sordo es una fiel exponente de esta tendencia. Sus libros son best sellers y sus disertaciones, escuchadas por miles de personas en todo el mundo. "Todos tenemos mochilas: si eso fuese determinante, nadie podría ser feliz". Para Pilar, la felicidad está vinculada a la voluntad y no a la euforia: por eso una persona puede ser feliz y, a la vez, estar triste. Ser feliz implica una decisión personal.

De acuerdo a esta psicóloga, quienes cargan con las mochilas más pesadas suelen aprender cuáles son las prioridades de la vida y así desarrollan una mayor capacidad para la toma de decisiones. Sordo sostiene que la felicidad no debe buscarse, sino que es algo que debemos conquistar. Y esa conquista se logra con trabajo y fuerza de voluntad.

En las columnas que publica en su sitio web, Pilar Sordo ofrece varios consejos para tener un presente saludable desde el punto de vista emocional. La psicóloga recomienda trabajar en el autoconocimiento para entenderse a uno mismo y luego en la aceptación, admitiendo aquello que no se puede cambiar y modificando lo que sí es susceptible de cambio. El tercer paso, afirma, es querer con mucha pasión aquello que se acepta.

Pilar Sordo también recomienda centrarse en las fortalezas y no en lo que falta. Si una persona se queda en aquello que no tiene, la felicidad le resultará esquiva. Mejor concentrarse en las virtudes personales y entender que ser feliz es una misión de cada uno que no puede delegarse a nadie.

"Soltar" es la palabra de moda: aparece de manera constante en tatuajes, los famosos la repiten como mantra y gente de todas las edades la escribe en sus publicaciones de las redes sociales. Se trata de decidirse a dejar ir aquello que provoca sufrimiento o que impide avanzar. Claro que es más fácil decirlo que lograrlo, aunque ese es otro tema.

Para la española Adriana Reyes, licenciada en Psicología por la Universidad Autónoma de Barcelona y fundadora del centro de psicología Psicoemocionat, se debe "soltar la mochila emocional", según puede leerse en un artículo que publicó en su blog.

La profesional señala que hay que ser consciente del peso de esa mochila y no minimizarlo. Por eso sugiere abrir dicha mochila simbólica, observar qué hay en su interior, soltar lo que ya no sirve y conservar lo que tenga valor como aprendizaje de vida. Al quitar cosas de la mochila, asegura, se hace espacio para las nuevas experiencias, los nuevos amigos, los nuevos viajes y la lista sería interminable.

¿Cómo aprender a soltar? Aceptando que el pasado no se puede cambiar y que soltar implica renunciar a algo que ya no se tendrá. Por eso, manifiesta Reyes, hay que estar dispuesto a atravesar el dolor que eso genera y animarse a recibir lo que vendrá. En este proceso radica la posibilidad de un cambio y de sentirse más liviano.

En la mochila de emociones no suelen faltar las frustraciones y los enojos por hechos del pasado. "El arte de perdonar y dejar ir es, ante todo, para la propia paz mental", afirma la periodista Beatriz Goyoaga, discípula de Sri Sri Ravi Shankar e instructora de El Arte de Vivir.

Detrás de cada suceso "hay algo que aprender", escribe Beatriz y agrega que hay que observar la vida desde una perspectiva más amplia. Para estar en condiciones de perdonar, se debe ver a la otra persona como víctima de sus circunstancias y no como culpable: el otro incluso puede no haberse dado cuenta de la herida que causó. Quien perdona, cree Goyoaga, obtiene un beneficio superior que aquel que es perdonado. La recompensa es, ni más ni menos, que la paz mental, emocional y física.

Como resulta evidente, se pueden encontrar un sinfín de consejos, sugerencias, ideas y reflexiones brindados por personas con diferentes modos de pensar. Algunas proposiciones pueden resultar más válidas o plausibles que otras. Lo valioso es no resignarse al malestar y abrir la mente y el corazón para tratar de estar mejor. En síntesis vaciar la mochila de aquello que ya no nos sirve para nuestra felicidad y cargarla de mucha pasión. En síntesis, un enorme y maravilloso aprendizaje que nos llenará de gozo y plenitud.

Propietario: © Editorial Diario La Capital S.A. Inscripta en la Sección Estatutos del Registro Público de Comercio de Rosario al T° 80 F° 3602 N° 197 en fecha 19 de mayo de 1999. Dirección Nacional del Derecho de Autor (Registro de propiedad intelectual en trámite). Prohibida toda reproducción total o parcial del contenido de este diario. Dirección, redacción, comercial, circulación y administración: Sarmiento 763, Rosario, CP 2000, provincia de Santa Fe.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});