Opinión

Viajeros del Tiempo

Asalto de indios. El sábado último, un grupo de 150 indios bien montados y provistos de máusers y winchesters atacaron en Formosa a un grupo de peones que trabajaban en el ferrocarril a Embarcación, a la altura del kilómetro 620 de la línea de construcción, robando...

Lunes 21 de Enero de 2008

Asalto de indios. El sábado último, un grupo de 150 indios bien montados y provistos de máusers y winchesters atacaron en Formosa a un grupo de peones que trabajaban en el ferrocarril a Embarcación, a la altura del kilómetro 620 de la línea de construcción, robando mercaderías por valor de 6.000 pesos, destruyendo lo que no pudieron llevar consigo y matando a una mujer, a seis peones y al capataz de una cuadrilla. Conocidos estos hechos, salió un oficial con ocho soldados y cinco particulares en persecución de los salvajes, llegando hasta las tolderías de Caballero, donde se encontraban con sus hombres de pelea los caciques Natochi, Evaristo, Juancito y Bartolo, que tenían a su mando un total de mil indios bien montados, armados y municionados. Estos presentaron combate inmediatamente al pequeño destacamento que iba en su persecución, poniéndolo en fuga y persiguiéndolo tenazmente por espacio de dos leguas. Fue una imprudencia mandar un contingente de tropa tan pequeño a batir a las indiadas que, provistas como están de armas modernas, oponen tan seria resistencia como lo dejan ver nuestras informaciones. Hay suficiente ejército en el país, de modo que no se explica esa escasez de tropas en lugares donde se hace más necesaria la presencia de la fuerza de línea para garantizar la vida y los intereses de los pobladores de los territorios nacionales que todavía están a merced del salvaje. Mientras no haya suficiente vigilancia en ellos, su colonización seguirá siendo obra de romanos, cuando en realidad es cosa que al ejército le resultaría fácil garantir y fomentar, sin necesidad de hecatombes, con sólo estrecharlos en sus dominios y que el Estado les diera tierras, semillas y otros medios para que se dediquen a la agricultura y puedan sumarse así al desarrollo del país. (1910)

 
gzinni@lacapital.com.ar
bienvenidosviajerosdeltiempo.blogspot.com

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario