Opinión

Un viaje sin legisladores

Tal vez no sea más que una conjetura periodística, pero no parece tan casual que el gobernador Miguel Lifschitz haya emprendido un viaje al sudeste asiático casi en soledad.

Domingo 27 de Mayo de 2018

Tal vez no sea más que una conjetura periodística, pero no parece tan casual que el gobernador Miguel Lifschitz haya emprendido un viaje al sudeste asiático casi en soledad. No es que esté solo, ni mucho menos. Como él mismo se encarga de recordar, tendrá la lapicera del gobierno hasta el 10 de diciembre de 2019.

Pero al menos resulta sugestivo que a la misión comercial e institucional que encabeza junto a sus pares de Córdoba y Entre Ríos en Tailandia y Vietnam apenas vaya acompañado por dos o tres funcionarios de su gabinete sin rango ministerial.

La ministra de la Producción Alicia Ciciliani estaba entre los integrantes de la delegación que iba a guiar a una decena de empresas de la zona por el mercado asiático. Incluso participó del armado del viaje y de la presentación que tuvo lugar en la sede del Consejo Federal de Inversiones un par de meses atrás. Pero finalmente no fue de la partida por razones de actualidad económica, podría decirse.

Es que el sacudón cambiario del último mes agravó algunas situaciones laborales que ya se estaban advirtiendo en la provincia. Y eso llevó a la funcionaria que reemplazó a Luis Contigiani en ese ministerio a no viajar, aduciendo la crisis económica que atraviesa el sector productivo santafesino. Sí integran la comitiva oficial el secretario de Industria y una funcionaria de Planificación del área de Producción.

"Hace poco, en un viaje relámpago a Nueva York, Lifschitz llevó a varios legisladores. Ahora parece haber cambiado el clima"

Hasta ahí resulta justificado. Lo que sorprende más es la decisión de no invitar, como suele ser habitual en estos viajes, a una delegación de representantes legislativos de distintos partidos. En este tipo de comitivas oficiales suele explicarse la presencia de referentes de la oposición como un respaldo a las gestiones de las empresas. Una forma de que se vea en el exterior que hay un compromiso de todos los sectores políticos a las iniciativas del gobierno de turno en favor del fomento a las exportaciones regionales.

Pero esta vez no irá ninguno. Es más, muchos ni deben estar enterados de la realización de la misión al sudeste asiático. Como contraste, sí llevan representación parlamentaria los otros gobiernos que participan de la misma comitiva, los de Córdoba y Entre Ríos.

El punto no puede dejar de vincularse a la falta de apoyo legislativo que ha tenido el proyecto de reforma constitucional que envió el gobernador. Aunque públicamente la mayoría de los diputados y senadores dice estar de acuerdo, al mismo tiempo buscan atajos para evitar un gesto concreto inmediato que implique acercar más a Lifschitz a la posibilidad de su reelección.

Hace poco, en un viaje relámpago a Nueva York, el gobernador llevó a varios legisladores. Ese gesto fue interpretado como un intento de acercamiento para aprobar la reforma. Ahora parece haber cambiado el clima.

Igual, Lifschitz les podrá decir a su regreso que tampoco es para tanto. El propio gobernador no fue a las otras dos misiones del CFI que se hicieron en los últimos dos años a China y Dubai. En su lugar fue el vicegobernador Carlos Fascendini. Y para no estar tanto tiempo afuera, de esta misión se volverá antes de que comiencen las rondas de negocios que se harán dentro de una semana en la ciudad vietnamita ex Saigón que ahora inmortaliza con su nombre al líder comunista Ho Chi Minh.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});