En voz baja

Un encuentro que generó suspicacias

Un sector del radicalismo viene realizando movimientos que crispan los nervios en la Casa Rosada.

Sábado 30 de Marzo de 2019

Un sector del radicalismo viene realizando movimientos que crispan los nervios en la Casa Rosada. Primero fueron los elogios del Julio Cobos a Lavagna y en las últimas horas se sumó un encuentro del gobernador Alfredo Cornejo con Enrique Coti Nosiglia, que trabaja por la candidatura del ex ministro de Economía. En el gobierno siguen con atención estos movimientos y la movida de un grupo de dirigentes de la UCR que propone que la convención partidaria rompa con Cambiemos y se encolumne con Lavagna. Nosiglia y Cornejo se distanciaron del presidente Macri y el encuentro alimentó las versiones de un posible ofrecimiento al mendocino para que sea el candidato a vicepresidente de Lavagna. Sin embargo, ese dato no fue confirmado por ninguno de los allegados a los protagonistas de la reunión. Otro dato que no pasó inadvertido que en un momento se sumó al diálogo uno de los hombres más cercanos a Martín Lousteau, otro dirigente que coquetea con jugar con Lavagna. De todas maneras en la Casa Rosada están convencidos de que la UCR no va a romper con Cambiemos.

Un monumento que no volverá a colocarse

El monumento a Carlos Monzón que se encontraba en la ruta provincial 1 no volverá a ser colocado. Roberto Favaretto Forner, el escultor que lo había hecho, confirmó la información y admitió que tomó la decisión por pedido de un grupo de mujeres. El ex campeón mundial de boxeo fue condenado por el homicidio de Alicia Muñiz, ocurrido en febrero de 1988. Cuando se instaló este nuevo monumento, un numeroso grupo de mujeres se movilizó y exigió que se retirara, algo que ahora se confirma. También están pidiendo que se quite la escultura que la Asociación Mundial de Boxeo hizo colocar en la costanera santafesina

Pelea en los pasillos de la radio

Los pasillos de Radio 10 fueron escenario de una feroz discusión entre los periodistas Oscar González Oro y Julieta Camaño. Si bien todas las voces coinciden que la relación entre ellas no venía de la mejor manera, nunca las cosas habían pasado a mayores. Hasta ahora, cuando hubo con gritos e insultos. "En el programa mando yo", se le escuchó decir a González Oro. "Sí, pero la radio es de mi marido", fue la respuesta de Camaño para poner fin a la discusión.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});