Opinión

Un ajuste que no llega a la provincia

Convenios con laboratorios, eliminación del Fondo Sojero, traspaso de subsidios.

Domingo 18 de Noviembre de 2018

Convenios con laboratorios, eliminación del Fondo Sojero, traspaso de subsidios. Esas son algunas de las estrategias de ajuste que tienen el gobierno nacional como objetivo para llegar al déficit cero en 2019. Sin embargo, hay detalles que también van en el mismo sentido y que, al igual que esas medidas, están trayendo complicaciones para los afectados, especialmente trabajadores y funcionarios. Desde hace varias semanas, e incluso meses, los baños de la Casa Rosada se vieron afectados por un faltante de papel, tanto higiénico como de toallas descartables para secarse las manos. Aunque algunos estimaron que se trataría una situación que pronto pasaría al olvido, el "drama" ya es diario. Funcionarios, empleados y todos aquellos que pululan por Balcarce 50 ya dan por sentado que a la hora de ir al baño tendrán que utilizar el ingenio. La última semana la situación se agravó cuando incluso disminuyó la cantidad de jabón líquido para lavarse las manos. Al menos en la órbita de la administración provincial y municipal no se ha llegado a tanto, de acuerdo a lo que aseguran algunos con muchos años en el Estado.

Los chacareros de la región están enojados

Pese a que la actividad agrícola es una de las que viene esquivando la crisis general por el precio internacional de los commodities y la devaluación, no todo es color de rosa para el sector. Algunos hombre de campo de la región, que con los dientes apretados admitieron la suspensión de la baja de las retenciones, estallaron ahora tras el temporal porque la inundación arruinó, en algunos casos, la totalidad de sus sembrados. Ni siquiera mejoran el humor cuando se les explica algo obvio, como que el factor climático no es algo que los gobiernos puedan controlar. ¡Tendrán que esperar a la próxima cosecha!

Todos se quejan: boliches y bares

Los bolicheros protestan para que se impida habilitar en los bares la posibilidad de que haya música y baile y evitar así tener competencia. Los bares y restaurantes se quejan por la caída de ventas y se enfocan hacia otros horizontes para tratar de atraer clientes al incorporar el rubro musical. Suena a que la crisis penetra en todos lados y el comercio gastronómico y de la noche intentan sobrevivir. En lugar de que cada sector haga lobby por su parte, ¿no sería mejor abordar el tema con amplitud y, bajo la regulación del municipio, elaborar normativas para favorecer al conjunto?

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});