Opinión

Todos los fuegos, el fuego

Claves. El gobierno deberá evitar la extensión de una crisis política que, periódicamente, asoma en su interior. Las críticas de Carrió impactan ahora en Macri, Bullrich y Monzó. Empieza la carrera en Santa Fe.

Domingo 16 de Diciembre de 2018

Cambiemos está que explota. pero nadie, hasta ahora, quiere abandonar el barco, por más maltrecho que parezca. Afuera hace frío, aunque estemos a punto de ingresar a la estación más calurosa del año.

Reapareció Elisa Carrió con una catilinaria repleta de adjetivos, ensoñaciones y diatribas. Esta vez, ni pareció decir, respecto del gobierno: "Son malos, pero son nuestros malos". Fue más allá. Cambiemos no podría resistir un portazo de Elisa Carrió. El gobierno tampoco podría resistir un portazo de Emilio Monzó. "Nosotros somos Cambiemos, pero no somos corruptos", bramó Carrió. Letal.

Curiosamente, la indómita Lilita, en su arremetida, embistió contra el rey de la rosca, Monzó, quien se había jactado de hacer de esa experiencia un cursus honorum. Carrió, más que fuego amigo, es todos los fuegos, el fuego, como el título de ese buen libro sesentista de Julio Cortázar.

"No tenemos que ver con la mafia del fútbol. Estamos en contra del financiamiento a los partidos políticos, defendemos los derechos humanos de todos y cada uno y la no violencia, nosotros nunca vamos a ser fascistas y vamos a seguir siendo ecuménicos y humanistas hasta el fin de los días", lanzó la diputada en un tremendo speech contra su propio gobierno.

¿Cómo reaccionará Macri frente a una aliada que le dice que los corruptos, los fascistas y los mafiosos también anidan en el gobierno? ¿Seguirá callado? ¿El que calla, otorga?

El gobierno atraviesa una tormenta política severa y una crisis económica gravísima. Y parece tener sólo un plan. Que es A, B, C y D. Poner a Cristina como rival. Es lo que se desprende de las conversaciones entre funcionarios del gabinete, de los que se creen poderosos y de los que son poderosos en el entorno macrista. "Vamos a ir a una salida electoral con el kirchnerismo, los otros no mueven el amperímetro. No hay posibilidad de una tercería. Es entre ellos y nosotros", se escuchó esta semana en el interior de Casa Rosada.

Es peligroso para el Ejecutivo apostar todas las fichas a un solo número. Si Cristina da un paso al costado en pos de la unidad opositora, el gobierno se queda sin argumentación. "Eso no va a suceder. Cristina sabe que si gana el peronismo federal, la meten presa. Son los que más interesados están", agregó una fuente en el primer piso de Balcarce 50.

Pero eso, hoy, es la eternidad. El pos G20, si bien le hizo recobrar autoestima a Macri, empalmó con una crisis política que nadie sabe cómo terminará. Monzó apuntándole a Marcos Peña con la reivindicación de la rosca y la amplitud política, Carrió descargando sentido común contra el mensaje bravucón de Patricia Bullrich. Menos mal que los radicales, disciplinados como buenos alumnos oficialistas, no hacen ni olas. Ni se los escucha.

Al igual que desde el mismo momento en que asumió, el único handicap o beneficio comparativo que goza el macrismo es el estado lamentable de la oposición. Con opositores como los que tiene el gobierno es muy probable que vuelva a ganar las elecciones. Esas fotos que no dicen nada de Sergio Massa con unos pocos gobernadores peronistas marchan por separado de las reuniones que, por ejemplo, mantuvo Miguel Lifschitz con dirigentes opositores. Y algún oficialista de peso.

El gobernador cree que ni Massa ni los mandatarios peronistas, por sí solos, podrán desbancar a Cambiemos, pese a que la economía de Macri es peor que la que dejó Cristina Kirchner. El titular de la Casa Gris sí cree en un frente amplio que incluya a peronistas, progresistas, partidos federales y, también, a actuales funcionarios y legisladores de Cambiemos. Dos nombres: Rogelio Frigerio y Monzó.

Frigerio no atraviesa un buen momento en la relación con el macrismo de paladar negro. O blanco, en este caso. Aunque no lo veamos (como en la canción de Marilina Ross), Marcos Peña siempre está. De capa caída en lo público, porque está en la mira total del Círculo Rojo, Peña sigue tallando fuerte al lado del presidente. Es el que prende y apaga la luz, diría Charly García. Al menos, por ahora.

Ese espíritu intenso de Frigerio y Monzó en querer captar peronistas ya genera todo tipo de incordios en la Presidencia y los alrededores. Mucho más cuando se viene la campaña y hay que empezar a dar vuelta la taba. Porque las encuestas dan mal en todos lados para Cambiemos.

"Desde ahora, y hasta el 22 de febrero, la política santafesina será una rosca gigante en la que todo puede pasar"

Esa necesidad de sumar y sumar hace que desde el gobierno nacional se pongan el casete cuando hablan de la estrategia para Santa Fe. Una calificadísima fuente, dijo que en la interna entre José Corral y Federico Angelini "no hay preferido", pero rápidamente agregó: "Tendrán que demostrar que no hay otro camino que el de la interna, porque para todos lo mejor es una lista de unidad".

La política santafesina tendrá ya sobre la mesa en estas horas el calendario electoral. Aunque el gobernador no quiere confirmarlo, LaCapital está en condiciones de asegurar que el cierre de listas será el 22 de febrero, las primarias el 28 de abril y las generales 16 de junio. El decreto se publicará en las próximas horas.

Desde ahora, la política santafesina será una rosca gigante. No hay que descartar nada respecto a la posibilidad de competencias internas —o no— en primarias. Aquella idea del socialismo de ir hacia unas Paso con más de un candidato, parece caída. Antonio Bonfatti será el candidato a gobernador. Con Lifschitz buscando traccionar desde la promoción de su gobierno, que terminará el 10 de diciembre de 2019.

Antes de esa fecha, el gobernador promete sorpresas. La primera será el miércoles, en un encuentro con toda la dirigencia del Frente Progresista. "El año que queda por delante será más potente que los tres anteriores", se golpean el pecho. El jueves, en Rosario, Lifschitz convocará "a mil líderes regionales" que fueron contactados por la Casa Gris.

Sí todo es política, de ahora en más todo será política electoral. Esté el lector preparado.

Propietario: © Editorial Diario La Capital S.A. Inscripta en la Sección Estatutos del Registro Público de Comercio de Rosario al T° 80 F° 3602 N° 197 en fecha 19 de mayo de 1999. Director: Daniel Eduardo Vila. Dirección Nacional del Derecho de Autor (Registro de propiedad intelectual Nº 5354294). Prohibida toda reproducción total o parcial del contenido de este diario.

Dirección, redacción, comercial, circulación y administración: Sarmiento 763, Rosario, CP 2000, provincia de Santa Fe.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});