Opinión

Todo es política en Santa Fe

Santa Fe se convertirá en la nueva madre de todas las batallas cuando, el último domingo de octubre, se elijan diputados y senadores nacionales —entre otros cargos— en una especie de primaria de cara a las presidenciales de 2011. Así como Carlos Reutemann blanqueó que si gana la senaduría esta vez no le esquivará al Sillón de Rivadavia, Hermes Binner le dio el primer espaldarazo a Rubén Giustiniani, declarando que lo mandará a boxes al ex gobernador. Resta que el mandatario santafesino haga un copyright de lo que dijo el Lole para que la provincia sea el imán político y mediático de todo el país.

Domingo 11 de Enero de 2009

Santa Fe se convertirá en la nueva madre de todas las batallas cuando, el último domingo de octubre, se elijan diputados y senadores nacionales —entre otros cargos— en una especie de primaria de cara a las presidenciales de 2011. Así como Carlos Reutemann blanqueó que si gana la senaduría esta vez no le esquivará al Sillón de Rivadavia, Hermes Binner le dio el primer espaldarazo a Rubén Giustiniani, declarando que lo mandará a boxes al ex gobernador. Resta que el mandatario santafesino haga un copyright de lo que dijo el Lole para que la provincia sea el imán político y mediático de todo el país.

  ¿Cuánto faltará para que Binner diga que si gana Giustiniani pensaría en presentarse como candidato a la Presidencia?

  Lo cierto es que ha vivido equivocado quien pensaba que la crisis económica que se siente en los bolsillos de la sociedad postergaría los fuegos de artificio de la campaña. De ahora en más todo estará teñido por una banca más o una banca menos y, como la necesidad tiene cara de hereje, el kirchnerismo puro está deglutiendo un batracio de dimensiones al comprobar que lo que denominaban "espacio progresista" se terminó.

  Mientras el éxodo de la carpa K se hacía cada vez más notorio (por derecha, centro e izquierda), las declaraciones de Reutemann fueron funcionales para que el ex presidente recuperara un poco de oxígeno. No hay en el horizonte político del neo-oficialismo otro dirigente que pueda ofrecer las potencialidades del santafesino.

  Sabedor de que ya no hay espacio para definir una postulación en tiempo de descuento, Lole adelantó las agujas del reloj y generó un cimbronazo con su ya mítica frase: "Ahora vale la pena pensar en una candidatura presidencial".

  El sorpasso cayó como una hoguera en medio del desierto sobre las humanidades de Eduardo y Chiche Duhalde, Felipe Solá y Daniel Scioli. El golpe que acusaron se puede medir por el tenor de los dichos, especialmente de Chiche (quien acusó a Reutemann de temeroso) y las de Felipe (con un brote de furioso antikirchnerismo luego de haber sido el principal integrante de la claque que se levantó a aplaudir a la actual presidenta, Cristina Fernández, cuando parangonó a Duhalde con el Padrino). Dando entidad a la cita que sostiene que en política nadie resiste un archivo, Solá ha dado más giros que un trompo en la interna peronista.

  "Para mantenerse en política hay que hacerse el boludo", confió hace unos años a un programa televisivo mientras pitaba un habano Cohiba con absoluta tranquilidad.

  Para quien esto escribe, la parada electoral del 2009 es más difícil para Reutemann que una candidatura presidencial. Si Binner se anima a seguir la estrategia de Lole, por primera vez en la historia Santa Fe tendrá dos referentes con grandes posibilidades de llegar a la pirámide del poder nacional.

  El gobernador taladra la paciencia de Reutemann con un estilo irónico que —hasta hoy— se le desconocía, como cuando dijo (el jueves) que el senador es kirchnerista part time, en un estiletazo certero y oportuno cuando lo que habrá que conquistar en la campaña es el voto del campo, absolutamente refractario a todo lo que se acerque a la letra K.

  En cierto sector del PS se entusiasman con una posible candidatura del presidente de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi, a primer diputado nacional. Con la diferencia a favor del socialismo en Rosario, una eventual postulación del dirigente federado le podría asegurar la victoria al Frente Progresista. Pero, ¡calma radicales!

  Enterados de la movida, el viernes pasado referentes de la UCR encolumnados en la alianza dijeron a La Capital que "el primer lugar del casillero a diputado es nuestro" y se arriesgaron a lanzar el nombre del intendente de Firmat, Carlos Torres.

 

 

Mejorar la gestión. Binner sabe que para algunos no hay 2011 sin 2009 pero para él, además, existe la obligación de remontar una gestión que nació y terminó pálida en el primer año.

  La misma noche que Reutemann movía el amperímetro en el programa de Canal 6 "En profundidad", el gobernador mostraba sus dotes de asador ante dos periodistas en el quincho de su casa, y con absoluta seguridad hablaba de un proyecto a 20 años para equiparar un poco las desigualdades entre las distintas regiones de la bota.

  No faltan quienes en el socialismo le bajan el tono a una candidatura presidencial que debería llegar con alianzas forzadas. Prefieren poner toda la carne en el asador de la provincia. "Si Binner no juega en las legislativas y evita ponerse al frente de la campaña de Giustiniani podríamos acordar hasta la reforma constitucional para que se quede cuatro años más", reveló con sinceridad brutal —e ingenuidad— un ultrarreutemista más afecto a la rosca política que Fabbiani a los hidratos de carbono.

  Pero desde la vereda socialista no se quedan atrás: "Al Lole, Kirchner lo está usando para que la derrota en Santa Fe no sea escandalosa. En el fondo, no quieren que el Alemán sea el sucesor porque revelaría la más estrepitosa demostración del desastre del pseudoprogresismo del que se jactaron tanto tiempo, para dejarle servida la mesa a un tipo muy hábil, es cierto, pero que fue parido políticamente por el menemismo. (Horacio) Verbitsky ya le manda señales a Kirchner de que si va por ese lado se terminan las loas y el Lupo le tiene temor reverencial a ese tipo. ¿Por qué? Por esos complejos de culpa que les quedaron a los montos en los 70 y porque, además, corrió eso que usted se imagina".

  El legislador (uno de los mejores cuadros políticos del PS) está convencido de que los kirchneristas inflan las encuestas respecto a Reutemann para sacarse de encima a Julio Cobos, Solá, Duhalde y Daniel Scioli. Según esta interpretación, Kirchner hasta se animaría a ser candidato presidencial si el oponente es Mauricio Macri. Algo de razón no le falta a la fuente: el jefe de Gobierno se pavoneó en cuanto medio tuvo a mano, presentándose como el hacedor del Paris-Dakar cuando la inversión provino del gobierno nacional, cuyos funcionarios hicieron mutis por el foro.

  Reutemann (que si algo tiene es una proverbial desconfianza hacia propios y extraños) sabe que no puede quedar pegado al santacruceño pero mantiene una carencia que ya es inaudita: ausencia de cuadros y equipos para gobernar. Incluso al Lole se le escuchó decir que "Kirchner va a intentar llevarse a (Miguel) Lifschitz si es que Binner no le da la bendición para que sea candidato a gobernador".

  A propósito de Rosario: ¿el peronismo no va a entender nunca que el 2009 y el 2011 se presentan como oportunidades históricas para destronar al socialismo, que ya siente el desgaste de tantos años de gobierno y comienza a ser resistido por sus votantes tradicionales? El PS debería agradecer cada día a la oxidada estructura del PJ local, sin ninguna figura capaz de ganarse el aval mayoritario de los rosarinos. "Necesitamos un Reutemann de acá; rubio, de ojos celestes; sin prontuario, sin pertenencia partidaria, joven y exitoso", diagnostica correctamente el hombre que mejor le cuida las espaldas al senador nacional.

  En las últimas horas, se hicieron reuniones con empresarios locales que están dispuestos a ingresar a la política de la mano del PJ siempre y cuando Reutemann derrote a Giustiniani.

  Como apreciará el lector, aunque en la superficie pareciera que lo único que resalta es la declaración de Reutemann, los movimientos de ajedrez y las mesas de arena están a la orden del día.

  En este 2009, todo es política. Y mucho más en Santa Fe.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS