Opinión

Tiempo de definiciones en Santa Fe

Claves. Lifschitz está muy cerca de aceptar una candidatura a senador nacional. La indefinición del calendario electoral y la necesidad del peronismo de prorrogar las Paso. Baclini le dio luz verde a Sain y dejó contento al gobierno santafesino

Domingo 04 de Abril de 2021

A las elecciones, siempre, la define el humor de la clase media. Y, hoy, la clase media está enojada.

  El gobierno nacional luce desesperado por prorrogar las primarias. Tiene en su poder los datos sobre una intención mayoritaria de voto en contra. Lo puede salvar la dispersión opositora. No hay otro bote a mano.

  La economía luce desorbitada, fuera de control. Si alguno duda de tal afirmación teórica, están a mano los números: 42% de pobres, perdida recurrente del salario real con la inflación, aumento de los precios y las cosas. Siempre se escribió en esta columna que el destino de todos los gobiernos tiene que ver con el precio de las cosas.

 La pérdida de poder político de la Casa Rosada es mayúsculo. El presidente de la Nación no puede decidir restricciones ante el avance descomunal de la segunda ola. Ya fueron aquellos días en que la tríada Fernández-Larreta-Kicillof concentraba todas las miradas. Hoy están en problemas los tres.

  En Santa Fe, la canción es igual. Fernández quiere que sean los gobernadores los que vuelvan a decidir en qué fase se instala la población. Omar Perotti esgrime el teorema del pomo de pasta dental: una vez que salió el contenido no vuelve a entrar.

  El inefable Sain volvió a ser noticia. No se hace aquí una observación abstracta: el ex ministro nacido y criado en Buenos Aires se fue con récord de asesinatos y tensiones que, hasta el momento, su sucesor, Jorge Lagna, está reparando con sentido común.

Poncio Pilato

El fiscal Carlos Baclini hizo la Gran Poncio Pilato. Pese a la advertencia y al pedido de la mayoría de la clase política (toda la oposición pidió que no regrese), Baclini no quiso quedar mal con el gobernador Perotti y lo repuso en el organismo de investigaciones.

  “Lo de Baclini es el ejemplo de los problemas de la Justicia. Pero los problemas los va a tener Baclini. Sain tiene a sus propios fiscales, su propia gente adentro del organismo. Mir Justicia. Pero el problema lo va a tener él.á si Sain le va dar bola a Baclini, a quien lo tenía en la agenda”, confió una altísima fuente.

  De ahora en más continuarán los avances contra Sain, acusado en varias causas, mientras se prepara una nueva acción penal. Al menos verbalmente, el gobernador salió a bancar a Sain y, su mano derecha, Marcos Corach insistió en que el ex diputado de Sabbatella vino a cortar “el vinculo entre el socialismo y el delito”.

  El clima de mala vibra política durará cuatro años en Santa Fe. Pese a los problemas, Perotti no cambiará su ofensiva contra el Frente Progresista, algo que pone en clima de guerra a las instituciones. Mucho más en un año político.

 Lifschitz está hoy más cerca de confirmar oficialmente su candidatura a senador nacional que a mantenerse en la Poltrona de Diputados. “60 a 40, a favor de ser candidato”, dijo alguien a este diario, muy cercano al ex gobernador.

Una postulación del ex intendente rosarino acomoda toda la estructura del Frente Progresista a nivel provincial. Los radicales del NEO que habían decidido irse volverán —como en el tango— a la casita de los padres.

  La confirmación de su candidatura llegará en los próximos días, de acuerdo a cómo quede fijado el calendario electoral. Se ingresará allí en un período de negociaciones contextuales, como por ejemplo quién quedará en la presidencia de Diputados, quién será el senador suplente y cómo se compondrá la nómina para la Cámara baja.

De interna a interna

  En Rosario asoma una interna profusa a concejal, donde el intendente Javkin deberá revalidar sus títulos. El socialismo y el radicalismo tendrán sus propios candidatos, a menos que haya decisiones en contrario. Por ahora,el socialismo deberá consumir sus días en la inminencia de una interna que sólo les importa a sus afiliados.

 En Juntos por el Cambio se buscan candidatos. Hasta ahora, Federico Angelini y José Corral son las caras visibles del espacio. Miguel Del Sel confirmó a La Capital que no será postulante a nada, que su tiempo de político en ejercicio se terminó. Desde Carlos Paz, el artista reveló que fue abuelo y que se dedica tiempo completo a su familia y a la administración de su campo.

  Macri está a la búsqueda de un candidato de peso tras el sonoro rechazo de Del Sel a su pedido. En su momento, alguien le dijo al conductor Alejandro Fantino que debería ser candidato, y el hombre de San Vicente tuvo mas sentido común que su oferente: “Dejen de boludear conmigo y mejoren el país, que es un desastre”.

  Esos manotazos de ahogado que dan algunos políticos deberían terminarse. Los outsiders que no tienen la menor idea de la política podrían haber sido útiles en otro tiempo. Hoy hace falta mucho conocimiento, mucha vocación de servir. La gente se siente cada vez más lejos de las élites políticas.

  Y, para colmo de males, el presidente de la Nación está infectado de Covid 19. El próximo que apague la luz podría decirse con ironía y cierto cinismo. Pero los tiempos que corren no están para irónicos ni cínicos. Más que nunca se necesitan estadistas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS