Opinión

Sinceramiento y ajuste

Por Gabriel Profiti. Domado el dólar y sincerada la inflación, al menos transitoriamente, el Gobierno se enfrenta ahora a un período de negociaciones difíciles y decisiones amargas para sacar a la economía de la Unidad de Cuidados Intensivos.

Lunes 17 de Febrero de 2014

Domado el dólar y sincerada la inflación, al menos transitoriamente, el Gobierno se enfrenta ahora a un período de negociaciones difíciles y decisiones amargas para sacar a la economía de la Unidad de Cuidados Intensivos.

Tras la presentación del nuevo IPC-NU, que arrojó una inflación palpable del 3,7 por ciento en enero, la coincidencia entre analistas y dirigentes se resume en la frase "estamos mejor, pero hay que esperar porque los problemas de la economía son complejos".

El nuevo índice blanqueó la escalada de precios y mostró una inercia de inflación anual superior al 30 por ciento, justo en momentos en que comienzan las paritarias.

No es menor el riesgo de que los acuerdos paritarios se ubiquen por debajo de la inflación, lo cual impactaría en los sectores de menores recursos, implicaría un agrio retroceso y desataría tensiones sociales que por el momento están contenidas.

De todos modos, salvo excepciones, hay en las tertulias sindicales conciencia de que la espiral de precios y salarios puede ser muy peligrosa.

"Esperemos a que corra este mes y veremos qué pasa en marzo con los precios. No vamos a discutir salarios a plazos cortos porque sabemos cómo termina, en hiperinflación. Hay que estar tranquilos, pero tampoco queremos que el costo de todo esto lo paguen los trabajadores y se la lleven los mismos de siempre", reflexionó un dirigente cercano al Gobierno.

El propio líder de la CGT opositora, Hugo Moyano, se mostró prudente al considerar que las discusión salarial debe seguir siendo anual, tal como habían convenido horas antes su par de la central oficialista, Antonio Caló y Cristina Kirchner. El primer paso, sin embargo, debe ser dado de inmediato con la paritaria nacional docente -referencia para las provincias- y los números están muy distantes entre las partes porque la mayoría de las cuentas provinciales están en rojo.

Fuentes del gobierno de Daniel Scioli dijeron a este columnista que miran con buenos ojos una propuesta del gremio UPCN de otorgar una suma fija ahora -como se hizo en otras ramas- para volver a discutir más adelante con un panorama más claro.

En ese marco, el gobierno nacional sigue apostando a evitar una espiral inflacionaria con el programa Precios Cuidados. De hecho, el ministro de Economía, Axel Kicillof, anunció multas millonarias para supermercados e hipermercados que incumplieron los acuerdos firmados previamente, lo cual se sumó a movilizaciones y escraches contra comercios y ejecutivos.

Estas recetas de su acervo son complementarias con otras más ortodoxas como la anunciada posibilidad de podar subsidios a los servicios públicos para achicar el déficit fiscal o el haber subido las tasas de interés para restar magnetismo al dólar.

La publicación del nuevo IPC-NU también significó un paso importante para la meta de ir cerrando el denominado "frente externo". La manipulación de estadísticas había generado una inédita moción de censura del FMI y también había levantado severos cuestionamientos de Estados Unidos y en el G20.

Un respaldo del Fondo a sus nuevas estadísticas facilitará la renegociación de la deuda con el Club de París por u$s 10.000 millones y acercará al país a su objetivo de volver a los mercados voluntarios de crédito para poner a resguardo las reservas del Banco Central, luego de haber sido utilizadas en gran medida para el pago de compromisos internacionales.

Este proceso se había iniciado con la resolución de algunos conflictos de empresas estadounidenses en el CIADI, el tribunal del Banco Mundial, y la negociación para el pago de la expropiación de acciones de Repsol-YPF, todavía en marcha.

En definitiva, la Casa Rosada da señales de querer resolver sus litigios internacionales. La gran pulseada se encuentra en los tribunales de Nueva York, donde fondos especulativos que no aceptaron quita consiguieron varios fallos favorables para que se les pague la totalidad de sus bonos de la Argentina. El Gobierno se apresta a presentar una apelación para que la Corte Suprema de ese país tome la causa, pero según trascendió, no estaría cerrado a una negociación directa con los denominados fondos buitre que reclaman u$s 1.330 millones.

Precisamente en Nueva York se encontraba el gobernador Daniel Scioli y el sinceramiento inflacionario fue celebrado en su comitiva porque cuadró con su presentación como presidenciable ante el Consejo de las Américas.

Allí Scioli había señalado que la "Argentina dio pasos importantes tendientes al acercamiento con el mercado internacional" y calculó que el país necesitará u$s 225.000 millones en inversiones en los próximos diez años.

En su entorno minimizaron lo que ocurría a miles de kilómetros en el corazón del conurbano bonaerense, donde uno de los históricos caciques del PJ, el intendente de Merlo, Raúl Othacehé anunciaba su salto al Frente Renovador junto a Sergio Massa.

Scioli y Massa son encumbrados por las encuestas como los principales candidatos para 2015. Esa percepción alentó voces frentistas en el PRO de Mauricio Macri y el frente progresista, pero por ahora son más los detractores que los impulsores de esa confluencia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS