Opinión

Reformar es transformar con utilidad

La política en democracia debe dar cuenta de que la realidad de todo en todos es la cotidianeidad. La gente quiere mejorías aquí y ahora.

Miércoles 23 de Mayo de 2018

La política en democracia debe dar cuenta de que la realidad de todo en todos es la cotidianeidad. La gente quiere mejorías aquí y ahora. No cree en grandes proyectos a largo plazo. ¿Qué hacer cuando las soluciones requieren de tiempo? Será la nueva política democrática la que dé respuestas. La ciudadanía está demandando que lo constitucional sea relevante para constituir mejor vida en su diariedad. Las normas constitucionales de los siglos XIX y XX de grandes trazos y de largos tiempos son en esta actualidad altamente insuficientes. El tecnicismo jurídico de plantear en los textos constitucionales derechos que para ejercerlos necesitan de leyes complementarias generan profunda decepción en la ciudadanía. Lo constitucional debe tener utilidad práctica e inmediata en todo lo posible para que la gente tenga buen vivir y posea una profunda credulidad. La velocidad en los derechos y deberes deben ser para avanzar y no para atrasar. La nueva constitución provincial debe dar respuesta a eso. Las constituciones que más estén en la cotidianeidad de la gente serán las valoradas.

La Constitución de Santa Fe de 1962 se ha divorciado en clave de lejanía insalvable con la realidad. Todavía esperan para su cumplimiento pleno los artículos 8.21.27 y 28, entre otros. Los años devenidos de 1962 aún reprochan cómo lograr la justicia social y ambiental en Santa Fe, donde si bien hubo avances importantes, todavía falta.

Necesitamos una carta magna de un Estado ambiental, de género y social.

Se requieren nuevos derechos, a saber: a la sanidad ambiental y los derechos del ambiente previniendo la lesa ambientalidad. También se debe establecer el derecho humano al agua y los del agua, los derechos y justicia de género, el acceso a la sustentabilidad social y el derecho a la ciudad amable. Se debería plasmar la erradicación de toda violencia y ello también requiere de explicitar el derecho a una cobertura jurídica eficiente y eficaz. De suyo, la justicia y la salud en el siglo XXI demandan un buen trato para el ciudadano, en clave de equidad y rapidez en toda su magnitud. Se debería incluir el derecho al trabajo y al salario digno y la erradicación de toda violencia laboral. La administración estatal tiene que devenir en más pública y sustentable. Se tendrían que incluir los derechos del usuario y el consumidor, que deberían tener un ente regulador autónomo que efectivamente los defiendan en la temática del agua y la luz. . Este ente debería estar bajo la órbita de la legislatura provincial. La nueva constitución también tiene que dar lugar a espacios creativos y a los medios de comunicación para acceder así a una información transparente y lo más objetiva posible. Hace asimismo a las necesidades constitucionales inscribir el derecho de los pueblos originarios. Reformar es transformar con utilidad práctica para la sociedad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});