Opinión

¿Por qué no cede la inflación como prometió el gobierno?

El gobierno nacional ha expresado en numerosas oportunidades que reducir la inflación es uno de sus principales objetivos.

Sábado 17 de Febrero de 2018

El gobierno nacional ha expresado en numerosas oportunidades que reducir la inflación es uno de sus principales objetivos. Sin embargo, y pese a todos sus declamados esfuerzos, nada parece conseguirse. ¿Por qué no cede la inflación tal como el gobierno se propuso? Durante la campaña electoral Mauricio Macri expresaba públicamente a todo el que lo quisiera escuchar, que bajar la inflación era una cosa simple y que él lo resolvería con rapidez. ¿Ignorancia? ¿Superficialidad? ¿Mentira electoralista, por sugerencia de Durán Barba?

Digamos al respecto, que más allá de la intencionalidad política, en el entorno del presidente hay un diagnóstico de la inflación que no comparte, ni la mayor parte de la doctrina económica, ni el más elemental sentido común. Como se sabe, los principales asesores de Mauricio Macri han expresado desde siempre que la principal y casi "única" causa de la inflación en la Argentina es el exceso de emisión monetaria.

El diagnóstico es muy funcional a los intereses de cualquier gobierno ideológicamente liberal. El argumento anterior plantea que el exceso de emisión se explica por un abultado déficit fiscal, de tal manera que la mejor manera de resolverlo es reduciendo el gasto público. Se supone que en eso están por estos días.

Ahora bien: la mayor parte de la literatura económica que se estudia en las universidades de todo el mundo expresa que la inflación no responde a una sola causa sino a un conjunto de factores. Es multicausal. Uno de esos factores está ciertamente vinculado al exceso de emisión, pero no puede ser el único factor a considerar, y muchas veces, incluso, no es el factor más importante.

¿A dónde vamos con todo esto? A que en países como la Argentina la inflación está también vinculada a la presión que ejercen grupos económicos concentrados, que imponen condiciones al resto de la sociedad a través de prácticas monopólicas y oligopólicas. A estos grupos, la inflación les sirve de pantalla para sacar ventajas sobre el resto de la sociedad. En esto el discurso de Macri durante la campaña era correcto. ¡Cuando hay inflación los pobres son los que más pierden!

¿Qué tan sincero es el presidente entonces? ¿Qué hace el gobierno nacional para controlar a los grupos que remarcan sus precios sin justificación alguna? ¿Qué hace para controlar a las empresas que están anunciando aumentos en base a evidentes acuerdos de cúpula, que la legislación argentina considera ilegales a través de diversas normas vigentes desde hace décadas? (Como está ocurriendo con los combustibles, a la vista pasiva de todo el mundo).

Nosotros también estamos preocupados por la inflación. Pero entendemos que no responde sólo al exceso de emisión. Por eso consideramos que debe aplicarse urgentemente la legislación vigente a los efectos de evitar que los grupos económicos concentrados se continúen apropiando de la renta del resto de la sociedad, aprovechando su posición dominante.

Esa legislación que mencionamos existe desde hace años y hay dependencias del Estado encargadas de hacerlas cumplir. ¿Qué están haciendo por estos días esos funcionarios? ¿Acaso habrá que avisarle al presidente Macri que nombró en esas dependencias a ineptos o ñoquis?

Propietario: © Editorial Diario La Capital S.A. Inscripta en la Sección Estatutos del Registro Público de Comercio de Rosario al T° 80 F° 3602 N° 197 en fecha 19 de mayo de 1999. Dirección Nacional del Derecho de Autor (Registro de propiedad intelectual en trámite). Prohibida toda reproducción total o parcial del contenido de este diario. Dirección, redacción, comercial, circulación y administración: Sarmiento 763, Rosario, CP 2000, provincia de Santa Fe.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario