Opinión

Poética agonía

Buscando el dato que conduzca a una noticia ya no sabe si es chismoso, curioso o simplemente cronista.

Domingo 21 de Octubre de 2018

Buscando el dato que conduzca a una noticia ya no sabe si es chismoso, curioso o simplemente cronista. Licenciado, y todo para terminar como panelista o movilero sin destino. Cauto, entra al bar, se baja las solapas de un pilotín que pide a gritos que no llueva y pasea la vista por las mesas. Reconoce a su contacto contra un ventanal. Usa anteojos de gruesos cristales que apuntan a un libro abierto sobre la mesa junto a un pocillo vacío. Se pregunta dónde o cuándo nace esa pasión de los que parecen transitar el camino a la ceguera por tanta lectura amontonada. Sonríe y se sienta. Ella cierra el libro. Al fin, murmura a modo de bienvenida. Mientras piensa que irremediablemente tenía que ser pelirroja, explica que vino en colectivo porque el taxi quema y toma el libro para curiosear la contratapa. Poesía, el pan de los que sueñan libres. ¿No te aturden Rimbaud y Baudelaire juntos? Y risueño agrega: parecés una loba solitaria en este rincón. Ella lo mira fijamente y le pide que abra los ojos y mire cuantos solas y solos hay. Es pura apariencia, dice. Si aprendieras a ver descubrirías que somos una manada al acecho. Tocan a uno y saltamos todos. Pero no tiembles. Estamos vacunados. Te creo, responde inquieto. Y repregunta: ¿Te aburrió la espera? Para nada. Subrayé versos de esos poetas que te asustan y jugué con sus palabras y las mías, le dice mientras le tiende una libreta invitándolo a leer un breve texto. "La realidad es insomne, te duermes y acabas tocado de muerte por un arco iris que deslumbra. Pero sólo la lucidez sobrevive. Es triste, la ficción dio lugar a la aflicción. Un exiliado en la Tierra lamenta haber respondido con indiferencia al reclamo de la gente. Piensa que el Demonio ya lo coronó por sus apetitos desmesurados y egoísmo. La caridad era la clave de todo, pero la despreció. Ahora toda Luna es atroz y el Sol amargo. Y el barco ebrio no tiene destino." Deja la libreta y toma un sobre. Es la presentación de una joven agrupación política. Le brillan los ojos esperanzado por los recuerdos y pregunta: ¿Cuándo creés que llegará su tiempo? La muchacha se quita los lentes y le dice: pronto. Lo verás venir. Ya verás.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});