En voz baja

Piden un baño y parece que se los darán

Domingo 16 de Junio de 2019

El Colegio de Abogados de Rosario pidió recientemente una reunión con la Cámara Federal de Apelaciones y allá fueron la presidenta y el secretario del directorio más el presidente de la comisión de Asuntos Tribunalicios, a reunirse con tres camaristas del fuero. Se discutieron varios pedidos de los abogados del foro local, incluido uno que tiene bastante poco que ver con cuestiones jurídicas pero en cambio está vinculado a las necesidades de los abogados y del público en general que circulan por los juzgados civiles de Entre Ríos al 700. Se trata de la habilitación de un baño, que al parecer hasta ahora no hay. La novedad sobre el pedido fue difundida por el colegio en su página web y a juzgar por la evaluación positiva que sus autoridades hicieron sobre la reunión con los magistrados, es probable que pronto abogados y usuarios de la Justicia federal puedan contar con un ámbito para evacuar sus necesidades en ese edificio público.

Los que no leen nunca y los que leen todo

Un dato escasamente difundido es que el reglamento de la Cámara de Diputados de la Nación prohíbe a sus integrantes que lean sus discursos en los debates. Sin embargo, de acuerdo al relevamiento realizado por una web, ocho de cada diez diputados leen todo lo que dicen. Hay excepciones, claro. Y entre ellas se destacan cinco, todos ellos de distintos espacios políticos: según el trabajo de campo, Mario Negri, Axel Kicillof, Nicolás del Caño, Graciela Camaño y Felipe Solá nunca leen ni siquiera un machete, y eso que a la vez son de los que más intervienen en los debates públicos. Hay otros que leen todo, aunque coincidentemente son de perfil más bajo y resultan casi desconocidos fuera de las provincias a las que representan.

El economista al que ya no toman en serio

A veces es difícil discernir si Javier Milei es un economista que habla de política o solo la caricatura de un economista que habla de política. Verborrágico e histriónico, el hombre suele circular por los canales de televisión convertido más en un personaje un tanto insólito de la política que en un referente serio y alguien de consulta obligada. En una de sus últimas apariciones, por ejemplo, hizo un planteo bastante insólito: se quejó porque el oficialismo (léase Cambiemos) no responde las críticas que le hace en las redes sociales. “Están en estado catatónico”, dijo. ¿No será que en realidad no lo toman en serio?

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario