Opinión

Perotti puso a parir a todo el gabinete hasta diciembre

Claves. El gobernador anticipó que dentro de un mes habrá cambio de nombres y generó inquietud en la planilla oficial. Nombres en danza y muchas operaciones

Jueves 29 de Octubre de 2020

Omar Perotti les mandó un mensaje a los ministros: hasta diciembre están todos bajo bajo evaluación.

   Ayer, la Casa Gris era un espacio donde abundaban las conjeturas y los rostros serios, semblantes que indicaban lo mal que les había caído a los funcionarios la inédita movida del gobernador. No hay muchos casos en la política santafesina, en la que un gobernador diga que dentro de un mes cambiará el gabinete.

   A Perotti no se le escapó la declaración ante el periodismo. A esa altura de las carreras políticas nadie dice lo que no quiere decir. Todo, además, fue adelantado en esta columna desde mucho tiempo antes. “El gobernador Perotti está decidido a cambiar su gabinete en diciembre”, se escribió el 20 de septiembre.

   Curiosamente, apenas el rafaelino dijo lo que dijo todos miraron a Esteban Borgonovo, el ministro de Gobierno. Las fuentes con las que el periodismo habla lo dan a el ex ministro de Carlos Reutemann afuera del gobierno.

Rosarinos se buscan

No será un dato menor la posible salida del titular de la cartera política: es rosarino (de los pocos) y pertenece al espacio político de la vicegobernadora Alejandra Rodenas, quien a su vez se referencia en el Nuevo Espacio Santafesino (NES), conducido por el senador Armando Traferri.

   “La salida de Borgonovo y Rubén Michlig es bastante probable, pero hay que ver si eso último se concreta porque Rubén siempre dice que está cansado, pero al final se queda”, manifestó una alta fuente del gobierno.

   Al margen de estos nombres, hay decenas de rumores más. Pero hay que apelar a la seriedad profesional cuando casi todos quieren operar por algún nombre propio que no les cae bien, o por otro que les cae bien pero que está afuera del gabinete con ganas de ingresar.

   Perotti logró que hasta el último mes del año estén todos los funcionarios con el corazón en la boca, menos Marcelo Saín, el hombre fuerte del gobierno santafesino, que se ha convertido en “el único inamovible, además de (Walter) Agosto”. Al final, y pese a los casi 170 muertos en Rosario desde el inicio del 2020, el ministro de Seguridad hace y deshace, teje y desteje. Tiene juego propio. Es el hombre fuerte de la Casa Gris.

La sucesión

En una reunión por videoconferencia que Perotti llevó adelante hace casi un mes con todos sus funcionarios, puso a su lado a Marcos Corach, un rafaelino que juega junto al gobernador desde antes de ser intendente de Rafaela. ¿Será Corach el sucesor de Borgonovo o de algún otro funcionario actual que de un paso al costado?

   También podrá haber novedad en el ámbito de la comunicación oficial antes de que el 2021 llegue a dar el presente. Sea lo que fuere, Perotti necesita remontar la gestión para encarar un año electoral con toda la energía y decisión. El que gane los comicios de mitad de mandato en la provincia tendrá el acicate necesario para ir en busca de la Gobernación.

   Se dijo aquí que Santa Fe se prepara para un escenario electoral el año próximo con cuatro sectores competitivos. El peronismo, el Frente Progresista, Juntos por el Cambio y la izquierda no clasista, que nuclea a Ciudad Futura, Igualdad y Participación y el sector de Carlos del Frade.

   Esa es la mejor noticia que podrá tener el peronismo. La dispersión de los progresismos acelera los movimientos nacionales para que el PRO local deje de lado sus inentendibles internas.

La ensalada radical

Hay un intento de un sector de Juntos por el Cambio de reunificar al radicalismo (progresista y no progresista) para transitar el sendero electoral. Es el deseo de Horacio Rodríguez Larreta, quien quiere sacarle a Juntos por el Cambio la mácula reaccionaria que le impuso Mauricio Macri. Por eso, mandó a sondear en qué andaba el Frente Progresista santafesino.

   El escenario nacional es tan pobre que, si logra encaminar la gestión, Perotti puede tallar en el futuro del Frente de Todos. Hay que seguir muy de cerca los movimientos conjuntos que el rafaelino lleva adelante con el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti. Comparten management con el empresario Guillermo Seita.

   Al margen de los tiempos del anuncio, no sólo Perotti debería mover su gabinete. El antes y el después involucra a todos los gobernantes. La centralidad que les dio la pandemia a Alberto Fernández, Perotti y Pablo Javkin ahora deberá ser delegada en los equipos. Hay que reconstruir la Nación, las ciudades, las provincias. Hay que empezar todo de nuevo. Se vienen las demandas.

   Lo primero que tendrán que definir es la vigencia de las Paso. Si se suspenden, como se comenta en radio pasillo, la historia tendrá otro derrotero y le dará más tiempo a las gestiones. En las próximas horas el gobierno anunciaría la voluntad de evitar las primarias.

   Por lo pronto, Perotti arrancará el año nuevo con el auto recién lustrado. Como pidió Cristina a su presidente designado.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS