AFA

Para la AFA, Rosario nunca estuvo cerca

Claudio Tapia será reelegido como presidente hasta 2025 y en la mesa chica del poder estarán los clubes llamados "grandes". Central y Newell's ocuparán vocalías.

Lunes 18 de Mayo de 2020

Rosario se ha caracterizado por ser una productora constante de grandes referentes deportivos. En el ámbito del fútbol sería redundante detallar a los jugadores, entrenadores, preparadores físicos, médicos y formadores que trascendieron a la ciudad y al país por sus cualidades profesionales. A tal punto que hoy muchos son referentes internacionales. Ahora bien. No se registran dirigentes que hayan alcanzado un lugar preponderante en la AFA, ocupando lugares relevantes. El ejercicio de memoria podrá recordar la ductilidad de algún que otro presidente para resolver conflictos de su club a través de una llamada telefónica, pero la ostentación de un cargo en la mesa chica que represente poder real no se visualiza, al menos en las últimas décadas.

Mañana Claudio Tapia será reelecto como presidente de la AFA para iniciar su segundo mandato hasta 2025, con una composición que concentra aún más el poder en los clubes denominados grandes y que relega a un rol totalmente secundario a los del interior.

Los seis vicepresidentes de la AFA que acompañarán a Tapia serán Jorge Ameal (Boca), Marcelo Tinelli (San Lorenzo), Hugo Moyano (Independiente) y Rodolfo D’Onofrio (River) de la Liga Profesional; además de Marcelo Achile (Defensores de Belgrano) por el ascenso metropolitano; y Guillermo Raed (Mitre de Santiago del Estero) por el ascenso Interior.

Mientras que el presidente de Racing, Victor Blanco, seguirá siendo el secretario general y el titular de Lanús, Nicolás Russo, será secretario ejecutivo.

Recién los directivos de Rosario aparecen en la nómina de los vocales titulares y suplentes: Central ocupará una vocalía titular a través de su vicepresidente Ricardo Carloni y Newell's una suplente mediante el vice Cristian D'Amico.

Y aunque las necesidades políticas expongan esto como un logro excepcional a través de los voceros oficialistas, no lo es, en definitiva es una fase más de la poca gravitación que tuvo y tiene el interior en el poder real del fútbol argentino.

Chiqui será reelegido mañana. La reunión que confirmará el inicio del segundo mandato de Tapia comenzará a las 15 y se realizará con la participación de 46 asambleístas mediante el formato de videoconferencia, debido al aislamiento social y obligatorio que rige en el país por la pandemia de coronavirus.

El ex presidente del club Barracas Central, quien asumió a fines de marzo de 2017 en reemplazo del Comité de Regularización impuesto por Fifa y presidido por Armando Pérez, encabeza una lista única que se gestó tras la disolución de la Superliga y la creación de la flamante Liga Profesional.

En definitiva el fútbol argentino continuará con el poder hegemónico de Buenos Aires. El que será ratificado mañana como si hubiesen hecho las cosas de manera estupenda. Aunque la realidad indique todo lo contrario. Y en ese contexto, Rosario una vez más ocupará un rol secundario. Porque en la AFA, Rosario nunca estuvo cerca.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario