Opinión

Para comprar el mejor juguete

Durante las vísperas del festejo de Navidad se registra en el mercado interno un aumento en la venta de juguetes.

Miércoles 20 de Diciembre de 2017

Durante las vísperas del festejo de Navidad se registra en el mercado interno un aumento en la venta de juguetes. Para que estos regalos no representen un riesgo para la salud de los chicos es importante que el usuario conozca cuáles son las normativas que regulan el sector.

Lo primero que se debe revisar es que el juguete tenga el sello de seguridad y los datos del fabricante o importador, para poder contactarlo en caso de necesitarlo. Una de las normativas que regula el sector en Argentina es la Certificación de Seguridad en Juguetes, que controla las propiedades generales, mecánicas y físicas; la inflamabilidad; y la migración de metales pesados. También se evalúan otras prestaciones específicas en los casos de juegos de experimentos, juguetes químicos y eléctricos.

Se controla además que cumpla con los límites establecidos por el Ministerio de Salud para ftalatos, que pueden ser tóxicos para la salud principalmente en niños. Los ftalatos son sustancias químicas que suelen añadirse a los plásticos para incrementar su flexibilidad. Su amplio consumo en el mercado responde a su bajo costo y podemos encontrarlos además en perfumes, cortinas de baño, esmaltes para uñas y hasta instrumental médico, adhesivos y pinturas, entre otros.

Es muy importante el rol que cumple el Centro INTI-Plásticos porque entre los años 1999 y 2011 ha sido el único laboratorio que realizaba este tipo de ensayos, y hoy en día es referente a nivel nacional. Desarrolló la metodología de trabajo para la caracterización de muestras y la cuantificación del contenido de ftalatos en diferentes artículos para niños y ha impulsado y acompañado el desarrollo de otros laboratorios, tanto para caracterización como para análisis de ese producto.

Datos a revisar en los juguetes

1) El sello de certificación de seguridad en juguetes es obligatorio y se identifica con las iniciales St. 2) Información sobre la certificación de ftalatos. Si el envase no posee ninguna leyenda sobre este tema se puede consultar a la juguetería. 3) Debe figurar en el envase el rótulo sobre la edad recomendada, especialmente si su uso está prohibido para niños menores de 3 años. 4) La información del fabricante o del importador, para contactarlos en caso de requerirlo. 5) Si la juguetería, el fabricante o el importador no brindan la información referida a las certificaciones en juguetes, tanto de seguridad como de ftalatos, el usuario puede consultar a cualquiera de los organismos de certificación acreditados por el Organismo Argentino de Acreditación y reconocidos por la Dirección Nacional de Comercio Interior.

Gabriela Fernández

Coordinadora Inti-Plásticos

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario