Opinión

Ni internados, ni muertos, ni detenidos

Reflexiones. Lo urgente de un nuevo abordaje del uso de drogas.

Lunes 09 de Mayo de 2016

Cuatro internaciones tras una fiesta electrónica en Rosario ejemplifican más que mil palabras que la prevención y el control no alcanzan para abordar el uso de drogas y fundamentan nuestra propuesta de incluir nuestro Programa de Reducción de Daños con acciones puntuales, que venimos realizando tras muchos años en el terreno, y que complementarían otras del municipio.

Los expertos, los políticos y los vecinos coincidimos seguramente en que no queremos que los jóvenes terminen internados o muertos por sobredosis. Quizás no coincidamos en el cómo. Es probable también que la mayoría coincidamos en que si los jóvenes terminan presos por una dosis de LSD o de Popper y si se incautan dos dosis de cocaína o siete de ketamina claramente no son narcotraficantes, ni siquiera dealers, sino que son consumidores, pero lamentablemente es muy posible que no coincidamos en que las detenciones por tenencia para consumo personal dan visibilidad a otro daño asociado al uso de drogas en Argentina como la criminalización.

Los usuarios de drogas no pueden seguir pagando el precio de una ley más tóxica que la misma droga o una política de salud que sin la Reducción de daños hace agua.

Y así como Reducción de Daños asociados a las drogas no es dar cualquier información; así mismo controlar el funcionamiento de los espacios públicos o las fiestas no debiera ser detener a quienes consumen drogas.

Política sanitaria y Reducción de Daños en las fiestas electrónicas. Luego de la tragedia en la Fiesta Time Warp de Costa Salguero en Buenos Aires, la fiesta de Rosario en Metropolitano hegemonizó el debate nacional, sólo eclipsado por el tema Lázaro Báez. Fuimos consultados por los medios locales y nacionales y algunos políticos. El Concejo Municipal se preocupó y ocupó de la temática y surgieron dos excelentes iniciativas de los concejales Daniela León y Sebastián Chale para esta coyuntura. En una semana vertiginosa la primera iniciativa derivó en un decreto y en una reunión preliminar entre el Ceads UNR y la Secretaria de Salud de la Municipalidad, quedando pendiente el convenio propuesto por el decreto y definir los alcances de nuestros aportes e intervenciones al municipio de Rosario y su ejecución. La fiesta electrónica del pasado viernes ocurrió en este escenario de debates nacionales, alimentados por la suspensión de las fiestas electrónicas en Ciudad de Buenos Aires, un proyecto en la Legislatura porteña para regularlas, una medida para cancelar espectáculos y boliches y EM_DASHen la vereda opuestaEM_DASH otro proyecto que fuera acompañado por Arda, que en sintonía con el decreto local mencionado propone la Reducción de Daños e incluso los "testeos in situ de sustancias" para realizar un mapeo del consumo y las sustancias en la ciudad de Buenos Aires y contribuir a evitar más muertes por sobredosis.

A partir de las redes sociales y relatos espontáneos de asistentes al evento rosarino, podemos sumar algunas reflexiones, más que sobre lo hecho, sobre lo que falta hacer. Los jóvenes relatan con sorpresa que había mensajes en las pantallas de la última fiesta en Metropolitano, y con agrado que los accesos de emergencias estaban muy bien señalizados. Algunos nos contactan en relación a las causas de algunas afirmaciones. Alexis dice: ¨Al fin se blanqueó que hay consumo de pastis en las fiestas o es porque bailamos mucho? Jaja.¨ La presencia de múltiples ambulancias y personal de emergencias muestra una novedosa y bienvenida presencia estatal en estos escenarios a los que todo el país está mirando y así cuatro intoxicados no son cuatro muertos.

Consideramos que hoy más que nunca la Reducción de Daños debe complementar estos abordajes realizados. Nuestra experiencia en terreno puede aportar a un abordaje amigable, que sin juzgar, etiquetar, ni diagnosticar posibilite un encuentro entre el promotor comunitario de salud y el usuario de drogas. Porque como dicen nuestros materiales ¨la información debe ser protagonista de la fiesta¨. No cualquier información; ni simplemente información general, sino información precisa para quien consume éxtasis, metanfetaminas, ketaminas, cristal, Popper, GHB, lanzaperfume, LSD, etcétera, información sobre riesgos precisos, información sobre qué hacer si un amigo se desmaya o descompone, información sobre cómo "más puede ser menos", cuanto más se consume menos se siente el efecto y hay riesgos de sobredosis, si no se conoce qué se va consumir, o a quien se compró la sustancia.

Nuestra experiencia desde el año 2000 con el Programa de Reducción de daños en fiestas electrónicas del país —desde las fiestas clandestinas pasando por las locales Camel y Evolution y algunas en Metropolitano hasta las mega SAMC, MoonPark y Creamfield— nos dice que es necesario contextualizar la información y apoyarla en una relación de confianza y legitimidad de la organización emisora del mensaje.

Si hay una sugerencia, la misma debe tener contenido y fundamentos; explicar el porqué, ya que los mensajes masivos son diversos de los mensajes que se apoyan en el encuentro con los programas de Reducción de Daños y sus agentes. Por ejemplo, mensajes como "Tomá mucha agua" o "Refrescate" deben complementarse con información precisa sobre las sustancias que se consumen y las razones para hacerlo para no tener un efecto contrario al esperado. De hecho la hiperhidratación o intoxicación por agua o hiponatremia (que significa "bajo en sal") es un cuadro clínico que ocurre cuando hay un hiperexceso de agua en el cuerpo cuando se consume más agua de la que se puede eliminar (por una excesiva dilución del sodio en la sangre se deja de producir la hormona antidiurética) y es frecuente en casos de consumo de drogas de diseño, donde además no hay certeza de la composición química de la sustancia y si es efectivamente MDMA. En casos extremos, con niveles de sodio bajos, se pueden producir edemas cerebrales irreversibles, comas o incluso la muerte. Muchos usuarios de éxtasis necesitan asegurarse la hidratación ante el sobrecalentamiento y la fuerte estimulación física experimentada, pero como resultado pueden encontrarse con un problema menos difundido pero conocido en las emergencias de los hospitales. El eje de la Reducción de Daños está en promover el auto-cuidado y en evitar riesgos y excesos no sólo en el consumo de drogas. La ingestión de MDMA puede provocar deshidratación por hipertermia, y una incorrecta rehidratación a base de ingerir agua descontroladamente conlleva los riesgos de una sobredosis de agua. La mejor manera de prevenirla es mantener un adecuado estado de hidratación bebiendo líquidos frescos (preferentemente isotónicos) si se está bailando, pero evitando consumir grandes cantidades de agua (litros) en cortos períodos de tiempo.

La información en el campo de la Reducción de Daños es una información precisa y pragmática, adecuada al escenario, coherente con relevados patrones y modalidades de consumo y riesgos y es clave en su transmisión el rol de los promotores de salud y los pares, así como las consejerías del Programa que permiten que los mensajes se adecuen a las particularidades y especificidades de los usuarios de drogas.

Política legislativa y la ley de drogas. La ley 23.737 y su artículo 14 EM_DASHa pesar del fallo ArriolaEM_DASH continúa criminalizando a los usuarios de drogas y contribuyendo a alejarlos del sistema de salud, sea que haya una causa judicial y la posibilidad de que se aplique la pena de prisión o las medidas compulsivas, sea que ocurran detenciones por la policía. A esto también contribuyen mensajes que demonizan la sustancia o las fiestas o mensajes que sindican al uso ocasional o recreativo como ¨problema¨. ¿Cuál es el verdadero problema? El uso de drogas es un problema antes que nada para las políticas sanitarias y legislativas, en tanto demuestra el fracaso de la represión y la lógica de la abstinencia. Evidencia que la prohibición no ha funcionado; las drogas se siguen diseminando, su composición química se diversifica y las combinatorias son múltiples e indefinidas. Enfrentar el problema es EM_DASHantes que nadaEM_DASH preservar a las personas que consumen drogas. Ellas EM_DASHusuarios ocasionales incluidosEM_DASH siempre están expuestas al problema de la discriminación y el encierro, pero también a que se maximicen y no se reduzcan los riesgos y los daños.

El pasado sábado desde la plaza San Martín hasta el Monumento muchos ciudadanos rosarinos marcharon reclamando por una nueva ley, y dijeron que no a la penalización de la tenencia y autocultivo de marihuana. Este reclamo desde el año 2002 para la Asociación de Reducción de Daños de la Argentina es un reclamo también por una nueva política. La Reducción de Daños debe ser parte de la política oficial, para que ni en la Argentina ni en Rosario haya ciudadanos, jóvenes o adultos internados, o que paguen con su vida o su libertad las deudas de las políticas legislativas y de salud en materia de drogas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario