Newell's

Newell's y un clima farandulero

A fin de año están previstas las elecciones rojinegras y comenzó a disputarse un partido de bajo nivel, con chicanas como elemento principal y sin propuestas claras.

Jueves 28 de Mayo de 2020

El juego electoral en Newell's comenzó a intensificarse. La mirada está puesta en diciembre, fecha establecida para que se lleve adelante el acto eleccionario previsto para elegir nuevas autoridades. Y el "partido" se puso en marcha entre algunos de los que pretenden ser parte del mismo, aunque por el momento con un juego de ataque y sin demasiada profundidad en los temas que importan en la institución. La mirada está puesta en el intento de desprestigio desde un lado y del otro, sin importar la bandera política que eleven. Pero sin mostrar los proyectos que pondrán en escena para cautivar a los socios, los que en definitiva determinarán quiénes estarán al mando de la entidad a partir de fin de año.

Nadie está exento de la crítica en este andar lento, pero el ambiente político se irá intensificando y calentando con el paso del tiempo. Hoy los cruces entre el oficialismo con parte de la oposición son chicanas tibias y de un nivel intelectual bajo, donde cada una de las partes sacan a relucir cuestiones de escaso interés. Que si uno va a la cancha más que otro, que tal otro tiene pasado lopecista o que otro está en un cargo en el cual no fue elegido. Una guerra mediática de tinte farandulero.

El oficialismo aún no definió su candidato, aunque se descuenta que Cristian D'Amico sería el elegido como presidenciable y estaría acompañado por algunas agrupaciones. Del arco opositor aparece la figura de Ignacio Astore (también en migas con otros opositores) como referente, aunque tampoco se presentó como aspirante a ese cargo. En el medio de todo esto figura Jorge Boasso, exdirigente político con intenciones de comprometerse con Newell's y de hecho ya está jugando.

Lo saludable en democracia es que se celebren elecciones y que sea la gente la que decida. En la previa cada postulante debería exponer sus ideas y proyectos para seducir al votante, aunque hoy lo que trasciende y está moviendo el ambiente son los cruces mediáticos de las dos partes (nadie se salva en esto) en los medios o en las redes sociales. Y que lleva las discusiones a un lugar sin demasiada productividad y que deja de lado lo más importante: las propuestas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario