Opinión

Los gobiernos y sus desatinos

Viernes 28 de Agosto de 2020

Los gobiernos, en los distintos niveles, están bajando señales confusas sobre las estrategias que hay que tener en esta instancia para frenar la disparada de contagios del coronavirus.

En el peor momento de la pandemia en el sur provincial, con récord de casos y muertos diarios, el presidente Alberto Fernández y el gobernador Omar Perotti encabezaban un acto en Puerto General San Martín para firmar un acuerdo sobre la Hidrovía. Y no estuvieron solos: los acompañaron los gobernadores de Entre Ríos, Chaco, Formosa y Misiones.

No se trata de menospreciar un acuerdo que puede redundar en beneficios para el desarrollo de las provincias que comparten ribera en el Paraná. Pero tranquilamente se podría haber hecho de manera virtual, sin la necesidad del traslado de los mandatarios a la provincia, con sus respectivas comitivas, que sumaron mucha gente en un mismo espacio, aunque sea al aire libre, guarden distancia y usen barbijos.

No se entiende la urgencia del acto. Puede ser que los gobiernos necesiten mostrarse activos y señalar que la agenda no solo está marcada por la pandemia del Covid-19. Pero no coincide con el momento, o con los discursos que emanan de las propias autoridades.

El presidente se ha cansado de señalar que uno es el que va al encuentro del virus, de ahí la necesidad de salir lo menos posible. Pero él está rompiendo esa consigna sanitaria. ¿Con qué autoridad se las quiere imponer a otro? Lo mismo vale para Perotti y para sus colegas que rubricaron el acuerdo de cuerpo presente.

Se ha señalado también lo inoportuno de las marchas de los llamados autoconvocados, acicateadas por la oposición, que eligen fechas patrias para patalear contra el gobierno, con consignas contra la cuarentena (que ya no existe más), por la intervención de Vicentin o la reforma judicial.

El oficialismo, el presidente incluido, se ha esmerado, y con razón, en criticar esas movilizaciones porque suponen un riesgo sanitario. De vuelta la pregunta. ¿Por qué Fernández censura el derecho a reunión, si él no está dispuesto a cumplirlo?

La dinámica política se cimenta en hechos y gestos. Lo de hoy en Puerto San Martín suma confusión y contradicciones entre lo que se dice y lo que se hace.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario