En voz baja

Las diferencias en las comunas de la región

El resultado de una buena gestión municipal o comunal se advierte claramente en los avances que se logran en el desarrollo urbano y en la concreción de las obras básicas que requiere la comunidad.

Domingo 07 de Junio de 2020

El resultado de una buena gestión municipal o comunal se advierte claramente en los avances que se logran en el desarrollo urbano y en la concreción de las obras básicas que requiere la comunidad. Esto queda en claro en los corredores de las rutas nacionales 9, 33 y 34 donde están bien marcadas las diferencias entre las administraciones eficaces y las que no lo son. A escasos kilómetros de Rosario hay localidades que, sin agua potable, sin gas, sin cloacas, demuestran la ineficacia de algunos funcionarios comunales que, sin creatividad ni buena gestión, terminan ahuyentando las inversiones y a los arriesgados que, a pesar de la adversidad, se animan a hacerlas y sufren una presión tributaria desmedida al aplicárseles tasas que no corresponden a los escasos servicios que reciben. No valorar el esfuerzo y la inversión revela que no se entiende que el crecimiento de una comunidad se basa, en buena medida, en una gestión profesional que administre los recursos en forma equilibrada, con criterio y una cuota de reconocimiento a quienes suman actividad, trabajo y desarrollo. Parecería que algunos funcionarios comunales están tan preocupados en recaudar dinero para las próximas campañas electorales que se olvidan de invertir en los servicios de agua, gas, cloacas, pavimento, salud y viviendas, que son vitales para la comunidad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario