Opinión

La sordera del Estado

Elijo este medio para manifestar mi malestar porque a todas luces el Estado, en cualquiera de sus estamentos, parece sordo al consejo de la razón.

Martes 29 de Enero de 2008

Elijo este medio para manifestar mi malestar porque a todas luces el Estado, en cualquiera de sus estamentos, parece sordo al consejo de la razón. Días pasados, al enterarme del robo de mil dosis de morfina del Pami II, no pude menos que indignarme. Por el robo, por supuesto. Pero sobre todo porque junto al director del policlínico, el señor Giannone, aparecía como interventora de no se qué del Pami la doctora Claudia Perouch. Para quien ya no la recuerde, esta pésima funcionaria fue ministra de Salud de la provincia en la última gestión de Obeid, antes de Sylvestre Begnis. El descalabro de los Samco habla por sí solo de la capacidad para profundizar los males de la salud pública de ciertos funcionarios que, además de inescrupulosos, brillan por su incapacidad. Sólo quiero recordar que en 2003 la doctora Perouch era la directora del Hospital Centenario y la máxima responsable por la muerte de 13 pacientes contagiados con una hepatitis fulminante. Trece inocentes que tras el padecimiento de tener que concurrir todos los días a diálisis, sufrieron también la desidia, el descaro, la incompetencia de "profesionales" siniestros. ¿Qué pasó con los responsables, la doctora Perouch, el ingeniero Bondesío, el doctor Sylvestre Begnis, el ingeniero Obeid? Son 13 familias y la ciudadanía toda los que merecemos respeto y respuestas. ¿La doctora Perouch sigue cobrando de la provincia por estar en el Pami? ¿Hará o dirá algo el gobernador Binner ahora que puede?

Graciela Pardini, DNI 6.685.575

 

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario