Opinión

La selección del Chiqui

La AFA de Claudio Tapia devaluó al equipo nacional a niveles impensados, tanto que la dirige Lionel Scaloni

Sábado 23 de Marzo de 2019

Desde que Claudio Tapia y compañía arribaron a la Asociación del Fútbol Argentino, la selección nacional se devaluó hasta niveles increíbles. Esa camiseta que simboliza la identidad futbolística de todo un país, fue destiñendo su prestigio porque la improvisación, el contubernio y la carencia absoluta de idoneidad espantó a los entrenadores probos. Entonces el conjunto de jugadores existentes con probada calidad internacional, quedaron a la deriva en manos de inexpertos, con la previsible resultante de una humillación innecesaria.

Lo que exhibió el seleccionado argentino el pasado viernes ante Venezuela es la conclusión de un proceso que comenzó mal y termina peor. Tratar hoy de mensurar cómo será el final y calcular las consecuencias es una tarea compleja, porque la capacidad para el error de estos actores asoma como inconmensurable.

Lionel Scaloni es la derivación lógica de una gestión como la del Chiqui Tapia. Porque ambos, con una osadía admirable, están atravesados por idéntica falencia, que es la de no conocer sus limitaciones. O lo que es peor, la de negarse a asumirlas. Entonces la derivación en este bochorno que protagonizaron es consecuente con la AFA y su entrenador.

La paciencia de Lionel Messi, como así la de los argentinos que son hinchas de la selección, asoma como inconmensurable, porque tanto desastre organizado esmerila hasta la esperanza de los más pasionales.

Este cuadro de situación muestra con nitidez la saludable negativa de dirigir el seleccionado nacional de tantos técnicos argentinos capaces. Porque saben que para desarrollar un trabajo profesional y de élite, se necesita un ámbito serio, profesional e idóneo, algo que la AFA no ofrece.

Entonces por todo ello, la selección argentina es la selección del Chiqui.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});