Opinión

La política y la farándula

La farándula y las figuras públicas ganan terreno ante el descreimiento de la raza política

Martes 06 de Julio de 2021

La política va mutando y se faranduliza. La caída de la imagen de los políticos considerados de "raza" y el descreimiento en la clase política lleva a que los conocidos de la "tele" sean elegidos para encabezar listas y seducir a los votantes. Esto no quiere decir que algunas de las figuras reconocidas a las que se apunta no sean capaces, todo lo contrario. Incluso algunos pueden serlo más que aquellos con recorrido y que durante años vivieron de la política solo "calentando" sillas. También, es cierto, hay determinados nombres que solo serán utilizados para atraer al votante desconfiado y harto.

Recurrir a figuras públicas -ahora se suma a la carrera para ser concejal de Rosario el ex jugador de Central Hernán "Sapito" Encina, por Unite- no es un recurso que se usa ahora. Sucedió con Palito Ortega, Carlos Reutemann e Irma Roy, entre otros tantos. Pero hoy esa tendencia parece afianzarse y la política recucurre a figuras de la farándula, deportistas, actores y periodistas. Todas figuras reconocidas.

La política argentina cada vez cotiza menos en la bolsa de la credibilidad. Nombrarla genera muchas veces escozor en el votante cansado de promesas incumplidas, de las recorridas barriales para ganar votos y del olvido posterior. Toda esa puesta en escena -no de todos, por supuesto- ya no es creíble. Por eso se recurre a las figuras conocidas, que no hacen falta ser presentadas para que los ciudadanos los reconozcan.

https://twitter.com/UNITEconVOS/status/1409645357588369412

En un mundo cambiante y en el que las redes tienen cada vez más impacto también se eligen nombres con millones de seguidores o aquellos que son los más likeados. Aunque cueste creerlo, todo vale. ¿Por qué se eligió si no a la modelo-actriz Cinthia Fernández o se le ofreció participar en una fuerza política al Dipy?

Todo va mutando. Por algo hoy se organizan peleas de youtuber con boxeadores de renombre: porque atraen mucho público de las redes o plataformas. Y un youtuber como Santi Maratea consigue millones de dólares con solo pedirlo en Instagram, algo que ningún funcionario logró ni se se ocupó en hacerlo.

Todos tienen y están en su derecho de incursionar en la política. Después entrará en juego la capacidad para ejercerla. Ese es otro análisis y el más importante, porque allí se pone en juego la confianza de miles, de millones de personas.

Lo que está claro es que si apela a este recurso es porque la gente que vota dejó de creer en los políticos, que en general defraudaron más de lo que cumplieron. Por eso la política recurre cada vez con más asiduidad a una figura pública convocante para que encabece las listas, resignando puestos de vanguardia y, en muchos casos, incluso a permanecer.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario