Opinión

La odisea de ser discapacitado

Hace unas semanas me entregaron la silla de ruedas eléctrica, y con mi kinesiólogo Miguel salimos al parque Urquiza para que me enseñara su manejo.

Jueves 31 de Octubre de 2019

Hace unas semanas me entregaron la silla de ruedas eléctrica, y con mi kinesiólogo Miguel salimos al parque Urquiza para que me enseñara su manejo. Al cruzar la calle de Chacabuco y 9 de Julio no pudimos entrar al parque porque las rampas estaban ocupadas por vehículos. Ante la desesperación, el profesional me hizo andar por la calle cuidándome las espaldas porque se hacía imposible subir, lo que ofuscaba a los automovilistas que me insultaban y tocaban bocina. Al llegar a Chacabuco 1371 la rampa estaba ocupada, por lo que tuvimos que seguir hasta la próxima calle. Los insultos y bocinazos se profundizaron en mis oídos y mi corazón y no podía parar de llorar. Vimos un vehículo de Control Urbano y le dimos las fotos de los infractores y o hicieron nada. Fue un horror entender que las rampas que nos pertenecen para aliviar nuestro problema se usan para comodidad de algún conductor indolente y perverso. Agrego a este comentario para que lo lea la señora intendenta en el estado que están las rampas que son inaccesibles ya que muchas están en desnivel del pavimento Creo que es hora de que a los encargados de Discapacidad, se pongan a trabajar, porque yo, con mis 80 años, he caído al suelo por querer pasar esas inaceptables soluciones para poder cruzar una calle. Señora intendenta, señores representantes de los que padecemos, y señores conductores, piensen que los discapacitados no elegimos pasar esta odisea y menos el maltrato de quien no respeta normas.

Martha Chimento

Felicitación católica

Como católica apostólica romana, felicito a la gran mayoría de los máximos dignatarios de la Iglesia Católica Argentina -mi Iglesia- e integrantes de la Conferencia Episcopal, Oscar Ojea, Mario Polli, Carlos Malfa, Mario Cargnello, a los agrupados en la llamada "Opción por los pobres", y en especial al Santo Padre, el Papa Francisco, por el triunfo del binomio Fernandez-Fernandez en las elecciones presidenciales del domingo pasado. Dado el gran esfuerzo propagandístico y la denodada campaña que desplegaron, merecen ser felicitados. Ruego a Dios Nuestro Señor que esta vez no se equivoquen como en tantas ocasiones anteriores y a través de toda la historia.

Marta Escobar

DNI 6.030.071

El gran desafío que se viene

Después de muchos años vividos estoy convencido de que la mayoría de quienes votaron por el kirchnerismo no son corruptos ni prepotentes. Ni usurpan cargos que no merecen, ni disfrutan de jubilaciones de privilegio. Ni viven vidas fastuosas que no pueden justificar, ni son burócratas sindicales millonarios. Me parece que esa mayoría que vive de su trabajo y cree en la familia, la decencia, la patria y la solidaridad, merece un lugar distinto de ese donde preferiría no estar. Y creo que empieza a vislumbrarse la posibilidad de construir ese espacio. Ese es el gran desafío que se viene.

Alejandro Posner

DNI 6.078.237

¿Reconstruir lo destruido?

Con un altísimo grado de cinismo e hipocresía, el Consejo Directivo de la CGT y máximos representantes del sindicalismo argentino, en plena celebración por el triunfo electoral de la dupla Fernández-Fernández. Mientras aceptaban la convocatoria al diálogo, hicieron un desfachatado ofrecimiento para "la reconstrucción del país". Es decir, reconstruir lo que ellos mismos fueron destruyendo paso a paso y paulatinamente durante las últimas tres décadas. Con permanentes reclamos y paros en el transporte de materias primas, alimentos y bebidas, productos agropecuarios y de las economías regionales -cuesta más caro llegar a puerto que transportar al exterior-, de pasajeros, atentando contra el derecho a la libre circulación y principalmente contra el turismo, fruto de los permanentes desplantes de los gremios que agrupan a los aeronavegantes, a pesar de los pingües beneficios y las amplias prerrogativas que disfrutan sus afiliados.

Alejo Uribe

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario