Opinión

La maternidad que no atiende partos II

Días atrás, a un trabajador del nosocomio le tocó incluso recibir a una chica de 14 años que vino con su panza desde una lejana localidad. Tuvo que decirle lo mismo que les dicen a todas las otras: que la maternidad todavía no atiende partos.

Sábado 08 de Julio de 2017

La escena se repite todos los días, a veces una vez, a veces varias: una mujer embarazada llega hasta la maternidad del hospital Roque Sáenz Peña, en la zona sur de la ciudad, con la intención de atenderse y dar a luz allí. Días atrás, a un trabajador del nosocomio le tocó incluso recibir a una chica de 14 años que vino con su panza desde una lejana localidad. Tuvo que decirle lo mismo que les dicen a todas las otras: que la maternidad todavía no atiende partos.

El Area de Atención Integral de la Mujer fue inaugurada el 15 de junio en un acto oficial al que asistieron el gobernador Miguel Lifschitz, la intendenta Mónica Fein, el secretario de Salud del municipio, Leonardo Caruana, y los dos primeros candidatos a concejal del Frente Progresista, Pablo Javkin y Verónica Irizar.

El 28 de junio este diario informó que la maternidad todavía no recibe pacientes. En la crónica de la periodista Carina Bazzoni, el director del hospital, Matías Vidal, admitía: "Inauguramos la maternidad con toda la obra de arquitectura terminada y casi todo el equipamiento". Más adelante explicaba qué cosas faltan y anticipaba el deseo oficial de que comenzara a funcionar "en un mes".

El sábado 1º de julio, en este mismo espacio, escribí que la inauguración fue engañosa: todos los funcionarios que hablaron ese día explicaron que el Area de Atención Integral de la Mujer del Roque Sáenz Peña sería la más moderna del país, pero nadie aclaró que al día siguiente no estaría funcionando y que probablemente no lo haría hasta casi dos meses más tarde.

El secretario de Salud de la Municipalidad escribió una larga nota para responder (puede leerse en este link de La Capital on line: http://www.lacapital.com.ar/opinion/indicadores-que-no-enganan-n1427992.html). En un texto que triplica en cantidad de palabras al que retruca, y que este diario publicó el miércoles sin objeciones, Leonardo Caruana dedicó párrafos enteros a defender el funcionamiento de la salud pública en la ciudad y a destacar los avances de los que gozarán las parturientas cuando vayan a dar a luz en el Roque Sáenz Peña una vez que esté funcionando. Es decir, gastó una cantidad de argumentos para explicar cosas que no habían sido cuestionadas y ni siquiera mencionadas en mi breve artículo.

En cambio, el funcionario, o quien le haya escrito el texto, no dijo ni una palabra sobre lo que sugerí en mi puntual análisis: que la inauguración se hizo antes como un acto de campaña, es decir como un intento por captar votos para las Paso del 13 de agosto.

¿Por qué otra razón estarían allí sino los precandidatos Javkin e Irizar?

Durante años la salud pública de Rosario se distinguió en la provincia y el país, y tal vez ese haya sido un pilar para que los socialistas primero, y el Frente Progresista después, hayan gobernado la ciudad por tanto tiempo. En lugar de repetir lo que ya se sabe, Caruana, y quienes lo mandaron a escribir el artículo, podrían haber explicado, no a este periodista ni a los lectores del diario, sino a las mujeres parturientas, por qué inauguraron algo a cuyos fabulosos beneficios ellas todavía no pueden acceder.

Lo que ni el secretario de Salud ni sus jefes políticos hicieron hasta ahora es desmentir que la maternidad aún no atiende partos. No pueden, porque es cierto.

Tal vez planeaban volver a hacer un acto oficial/electoral cuando al fin haya mujeres que den a luz allí. No sería la primera vez que anuncian o inauguran dos veces lo mismo, y seguramente no será la última.

Ejemplos sobran.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS