Opinión

La inseguridad y otra reunión "fructífera"

Sábado 08 de Febrero de 2020

Pese a la sofocante ola de calor que atraviesa la ciudad por estos días, un longevo jurista rosarino y un periodista “endietado” se animaron a salir al centro para tomar un café en un bar demasiado conocido por todos los rosarinos. Como era de sospechar, el tema de la conversación giró en torno de la crítica situación de Vicentín, el daño económico que su insolvencia produce en la región, la consecuente caída en cadena de empresas y la posibilidad de que algunos personajes se hagan los distraídos y no paguen sus obligaciones por la excusa del difícil momento económico-financiero. A Vicentín le pidieron el jueves la quiebra. Fue una empresa patrocinada con buenos fundamentos por el abogado Jorge Mattos, que suena para la Corte Suprema de la provincia. ¿Cómo es que se sabe todo esto? Es que el “oreja” habitual de esta columna no se tomó vacaciones porque los números no le daban y escuchó tan atenta como disimuladamente toda la conversación. Ocurre que ese diálogo le resultó más interesante del que mantenía con una compañera de colegio a la que no veía desde hace una década y le contaba con detalle sus múltiples fracasos amorosos. En la tórrida Rosario de febrero se escuchan cosas para todos los gustos. Sobre todo, quien para la oreja.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario