Opinión

La casa embrujada

"Tabula rasa", la serie belga que acaba de estrenar Netflix, se atreve a un género que rara vez le ha dado frutos a la televisión: el terror. Pero hace trampa, porque aunque hay espectros y sobresaltos, la historia en realidad es un thriller psicológico, y mete miedo.

Jueves 29 de Marzo de 2018

Ante los límites que le puso Hollywood, Netflix no tuvo más remedio que buscar contenidos originales y atractivos más allá de Estados Unidos, y la necesidad le vino muy bien, porque se encontró con títulos que le dieron grandes resultados, la italiana "Gomorra", la sueca "Bron/Broen", la francesa "Les revenants" y la catarata de exitosas series españolas con "La casa de papel" y "Merli" a la cabeza. "Tabula rasa", que arrasó con los ratings en su estreno en Bélgica, es su nueva apuesta y, por la inquietante de la trama y su delicada realización, se va a ganar un lugar entre el público que le gustan los enigmas y, más que eso, las buenas historias.
Tabula Rasa Trailer 1

Por qué hay que verla: Ante todo porque el terror es un género que, desde Narciso Ibáñez Menta, no pega una en la televisión. Y hay que aclarar que no se ciñe a las reglas de juego de ningún género, aunque en la historia, al menos en la primera parte, coquetea con los temores que despiertan las casas embrujadas, los fantasmas y las oscuras maldiciones del pasado. Hay espejos rotos, puertas que se cierran abruptamente, un sótano siniestro, psíquicos y hasta la escena clásica de la Uija, esa tablita mágica que sirve para comunicarse con los espíritus. Así y todo, lo cierto es que "Tabula rasa" es un thriller psicológico.

TabulaRasa01.jpg
La actriz belga Veerle Baetens no solo protagoniza
La actriz belga Veerle Baetens no solo protagoniza "Tabula rasa" sino que además la escribe.

De qué se trata: Una mujer, que sufrió un grave accidente automovilístico, sufre de amnesia anterógrada, la misma que sufre el protagonista de "Memento", la película que hizo conocido a Christopher Nolan. Es un trastorno neurológico que impide retener nuevos recuerdos después de una situación traumática. La internan en un psiquiátrico, no porque su padecimiento sea grave sino porque es la principal sospechosa de la misteriosa desaparición de un hombre. Ella no lo recuerda, y no solo eso, insiste que no tiene nada que ver con el caso, pero poco a poco el rompecabezas de sus recuerdos revela que la realidad es otra, muy distinta.
tabula.jpg
Algo del orden de los siniestro se revela en el mundo de la infancia que revela
Algo del orden de los siniestro se revela en el mundo de la infancia que revela "Tabula rasa".

Lo que importa: La cuestión de fondo es la memoria, el dolor de la pérdida y, por supuesto, el engaño, sin engaño, sin mentira, aunque sea una construcción inconsciente para gambetear a la muerte, sin crimen, no hay víctima ni culpable, tampoco misterio. Desde un primer momento que los recuerdos son provisionales y los hechos que evocan también, y esa incertidumbre es la materia de la que está hecha "Tabula rasa". Cada nueva pista aumenta la duda, plantea nuevos interrogantes, provoca una incontenible ansiedad por llegar al final y saber, de una vez por todas, qué pasó. Por eso, es una serie muy "maratoneable".

Tabula02.jpg
Mia, la protagonista de
Mia, la protagonista de "Tabula rasa", estás internada en un psiquiátrico y es sospechosa de un crimen.

Para que sepas: "Tabula rasa" se apoya y pivotea sobre la composición exacta que hace Veerie Baetens de esa mujer que lucha contra la perdida de la memoria sin sospechar que si gana descubrirá que esconde un secreto insoportable. Su personaje tiene puntos de contacto con su propia carrera, es una estrella del musical que si no fuera por su desgracia brillaría en las marquesinas de Bruselas. A ella le fue mejor, ganó varios premios por su actuación en "Sara", la adaptación belga de "Betty, la fea", y canta en la banda pop Dallas. Sin embargo, lo que más llama la atención es el parecido que, cuando se relaja, tiene con Julia Roberts.
Dallas Video

En el fondo: "La memoria del corazón elimina los malos recuerdos y magnifica los buenos, y gracias a ese artificio logramos sobrellevar el pasado". La frase de Gabriel García Márquez en "El amor en los tiempos del cólera" sintetiza el porqué de la amnesia de la protagonista de "Tabula rasa". También, la obsesión del policía que, a punto de retirarse, se empeña en resolver el último caso de su carrera, cueste lo que cueste, caiga quien caiga. Ambos son títeres de un pasado que impone la fuerza de su verdad, aunque sea desgarradora. Como en la vida misma. Sin memoria no hay futuro.
Tabula03.jpg
Cada nuevo recuerdo, acerca a los personajes de
Cada nuevo recuerdo, acerca a los personajes de "Tabula rasa" a la verdad y es aterradora.


Alerta spoilers: Lo bueno de la serie es que, cuando el misterio parece resuelto, surge un recuerdo que le cambia el sentido a la historia. Sin golpes bajos, ni pistas falsas, las piezas van encajando una a una hasta que, al final, se revela la verdad desnuda. ¿Por qué se olvida? ¿Por qué se recuerda? Ante los hechos, las preguntas y las respuestas también, importan poco. No hay chance de hacer "tabula rasa", o lo que es lo mismo, "borrón y cuenta nueva", porque como bien apuntó Borges en su poema "Everness" "solo hay una cosa que no hay, el olvido".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario