Opinión

Inclusión laboral trans: se hizo mucho, pero aún falta

Políticas del municipio. La apertura de la inscripción al registro de aspirantes para travestis, transexuales y transgénero es una herramienta de inserción social. en rosario hay un férreo compromiso con el colectivo LGBTI.

Sábado 05 de Mayo de 2018

La apertura de la inscripción 2018 al Registro de Aspirantes para travestis, transexuales y transgénero, además de ser una herramienta concreta de inserción social, contribuye a visibilizar la lucha del colectivo LGBTI, que ha sido acompañada por el Estado municipal a lo largo de más de diez años.

Desde el año 2007 con la creación del Área de Diversidad Sexual (instituida este año como Dirección de Diversidad Sexual), Rosario trabaja por la promoción de derechos y la inclusión de personas LGBTI abordando diferentes facetas de la problemática. Es mucho el camino transitado junto a las organizaciones del colectivo, y el mismo, ha dado frutos visibles, como es la incorporación de las primeras cinco personas trans que se sumaron a la planta municipal a través de este registro en 2017, pero también es mucho el camino que queda por delante para seguir transitando.

A la hora de pensar políticas de inclusión social, la inserción en el ámbito laboral es fundamental no sólo porque garantiza la subsistencia de las personas y sus familias, sino también porque es central para la construcción identitaria y para lograr el acceso a espacios de sociabilidad.

Si bien, gays, lesbianas y otros integrantes del colectivo LGBTI se encuentran con numerosas dificultades en el ámbito laboral, que han dado lugar al despliegue por parte del municipio de diferentes alternativas que generan procesos de inclusión y de mayor visibilidad en los entornos de trabajo, son las personas trans las que se encuentran con mayores dificultades para lograr una inserción laboral satisfactoria, con la consecuente condición de precariedad y vulnerabilidad que esto conlleva. El hecho de que la expresión de género de mujeres u hombres trans se haga claramente visible en su vida diaria, hace que encuentren una mayor resistencia para encontrar trabajo. Es por esto que se hizo necesario desarrollar lineamientos y políticas focalizadas para trabajar con este grupo.

Capacitaciones en oficios, acompañamiento para la reinserción en la educación formal, apoyo a cooperativas y a emprendimientos, entrenamientos laborales y espacios de articulación con empresarios de la ciudad, entre otras acciones que promueven la inclusión laboral del colectivo trans, se han desarrollado a través del trabajo articulado entre la Dirección de Diversidad Sexual, la Dirección General de Empleo y la Subsecretaría de Economía Social.

Algunas historias son testimonio de los frutos de esta lucha que nos encamina hacia una sociedad más inclusiva y sin discriminación, con posibilidades para todas y todos.

Michelle trabaja hace tres años en un call center, en el que ingresó gracias al Servicio de Empleo, desde el cual la llamaron para asistir a una entrevista laboral de un "call center inclusivo". Michelle destaca que, además de ella, muchas otras personas pudieron insertarse laboralmente gracias a esta iniciativa.

Sofía, por su parte, trabaja haciendo peluquería a domicilio, y gracias a las herramientas que se brindan para emprendedores, pudo darle forma al proyecto de poner su propia peluquería, que espera concretar próximamente. Realizó el Curso de Gestión Empresarial que luego le permitió obtener un subsidio para darle impulso a su proyecto.

Cabe resaltar que las primeras personas trans que empezaron a trabajar en el municipio, de las cuales algunas ya llevan una trayectoria de más de 20 años, son casos de personas que realizaron su proceso de transgenerización estando ya dentro de la planta municipal, y hubo otros casos de personas que ingresaron a partir de concursos regulares. Pero en ambos casos se trata de personas que pudieron contar con apoyo familiar y que accedieron a espacios de formación que les permitieron lograr los antecedentes y el puntaje para acceder a un cargo a través del Registro Único de Postulantes. En función de esto, el Registro de Aspirantes para travestis, transexuales y transgénero, aprobado por la ordenanza municipal Nº 9543/2016, viene a construir una alternativa para aquellas personas que no habían tenido esas oportunidades.

Es importante destacar que tras la selección y el ingreso de las primeras cinco personas trans, fruto de la primera convocatoria del registro realizada en 2017, de los 59 inscriptos, 10 fueron derivados a entrevistas con empresas privadas y 15 más fueron asesorados para el desarrollo de emprendimientos productivos.

En Rosario hay un férreo compromiso que se viene sosteniendo desde hace varios años, acompañando la lucha del colectivo LGBTI y generando herramientas que dan lugar a iniciativas reales de avances en los derechos del colectivo. Creemos que vamos por buen camino, pero sabemos, también, que es mucho lo que queda por construir a futuro, y en eso está puesto nuestro compromiso.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario