OPINION

Gracias Diego por tu magia

Maradona, el "Dios" o "extraterrestre", esta vez no pudo gambetear a la muerte.

Miércoles 25 de Noviembre de 2020

“Murió Maradona”. Sólo dos palabras, pero suficientes para que el mundo se detuviera. Para que el planeta Tierra hablara de Diego, el mejor de todos y el que dejó recuerdos imborrables. Más para los argentinos, pero que maravilló a personas sin distinción de razas o credos. Justo cuando parecía que iba a salir indemne después de la operación a la que fue sometido y que -se decía- estaba mucho mejor, el Diez no pudo meter esa gambeta intratable que siempre utilizó para vencer a la muerte. Y se fue paralizando miles de corazones futboleros.

El Diez, ese al que se lo mencionaba como "Dios", era humano y se nos fue. El extraterrestre partió hacia otro mundo dejando infinidad de momentos históricos que edificó con la pelota -su gran amor- que nadie podrá borrar. Eso permanecerá inalterable por los siglos de los siglos.

Ese Diego muchas veces contradictorio, pero que se peleó contra los poderosos, fue y es amado por todos. Siempre dentro del fútbol. Y se hizo daño a sí mismo con ese cuerpo y corazón que sufrió tremendos embates. Por eso nadie presagiaba un final así con tan solo 60 años. Parece un sueño, pero lamentablemente no lo es.

Maradona golpeó al mundo con su partida porque no se cuidó. Se hizo daño él mismo. Una pena. Por eso el mundo llora. Porque no habrá otro igual, tan sentimental y defensor a ultranza de la camiseta de su país. La que defendió con lágrimas.

“La pelota no se mancha”, dijo una vez Maradona. Hoy esa amiga del alma está de luto junto al mundo porque esta vez su físico y ese noble corazón dijeron basta.

Maradona emigró de la vida terrenal y generó una tristeza indescriptible. Quedan recuerdos notables, incontables. Pero en este momento sólo quedan por decir cinco palabras: “Gracias Diego por tanta magia”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario