Opinión

Florecen las candidaturas

Claves. Con el lanzamiento de Bonfatti, se aceleran los tiempos en la previa al cierre de listas en la provincia de Santa Fe. El peronismo y Cambiemos, también en zona de definiciones.

Jueves 06 de Diciembre de 2018

Ahora sí, empezaron a florecer las candidaturas en la política santafesina. Al menos, a gobernador e intendente. Comenzará la danza de los candidatos a vicegobernador.


Después de decenas de especulaciones y de litros de tinta que sirvieron para reflejar la interna del socialismo, Antonio Bonfatti salió al ruedo confirmando su candidatura. Aunque la especie generó muestras de apoyo en las redes sociales de muchos socialistas, hasta el momento de escribirse esta columna, al menos, no hubo repercusiones públicas en la Casa Gris. Ya vendrán.

Resta definir si las primarias del Frente Progresista albergarán un competidor para Bonfatti o si, en una jugada arriesgada, el presidente de la Cámara de Diputados va como único candidato. ¿Por qué "arriesgada"? Porque todos los aprontes conducen a que ese tipo de competencia se dé en el PJ y en Cambiemos.

"Hasta ahora no hay ninguna novedad de competencia. No sea cosa que no haya primarias en ninguno de los grandes frentes", dijo a LaCapital un diputado provincial peronista que hace un permanente part time entre la ciudad de Santa Fe y la ciudad de Buenos Aires.

Hasta aquí, pese a esa advertencia a tener en cuenta, el peronismo está en las vísperas de unas Paso que nuclearían como contendientes a Omar Perotti y un candidato que salga de la tríada K, compuesta por Marcos Cleri, María Sacnun y Leandro Busatto. No todos piensan lo mismo en el universo kirchnerista santafesino.

Dudas y certezas

Hay quienes creen que no es necesario ir a una primaria que implicará un gran gasto de energías, además del económico, y otros que empiezan a mostrar diferencias que vaya uno a saber en qué terminan. La estrategia final del PJ se sabrá cuando cierren las listas, allá por fines de febrero o principios de marzo.

Podría también existir cierto ejercicio de síntesis si María Bielsa decide competir. En su último movimiento, se la vio en un escenario con el kirchnerista-bergoglista Juan Grabois, entre otras referencias. Hizo de anfitrión Juan Monteverde. Cómo se llevaría adelante una conjunción electoral entre Ciudad Futura y otros dirigentes que responden a Bielsa (Diego Giuliano es uno de ellos), es todo un interrogante.

Si la arquitecta decide presentarse por adentro del PJ, esa primaria resultará la más taquillera de la política santafesina. Y condicionará al resto de los frentes.

En Cambiemos nada está definido, ni mucho menos. La interna santafesina del macrismo fue tema de conversación entre achuras y asado ancho, en una parrilla de Palermo, cuyo dueño es rosarino. Alfredo Cornejo, Mario Negri, Luis Naidenoff y José Cano, por el radicalismo, y Marcos Peña, Rogelio Frigerio, Horacio Rodríguez Larreta, Emilio Monzó y Humberto Schiavoni, por el PRO, concluyeron en que habrá que apurar las definiciones en la provincia.

Como en 2017 a diputado, cuando el presidente del partido era José Corral, los radicales querrán encabezar las fórmulas de candidatos a gobernador en Santa Fe y Córdoba. Precisamente, ahora, el candidato radical es Corral. De acuerdo a los movimientos futuros de Federico Angelini, se sabrá si la Casa Rosada le libera el camino interno al intendente santafesino o autoriza la competencia interna. Mientras tanto, otro que quiere ser postulante es Lucas Incicco, quien en las últimas horas se reunió con Carlos Reutemann.

Lo que quedó definido entre ambos dirigentes amarillos es que sólo habrá un candidato a gobernador del PRO, y el nombre vacante iría como postulante a diputado nacional. Siempre, estas negociaciones son preliminares. La palabra final, como en todo el país, la tendrá el gobierno nacional, más específicamente Peña, quien mantiene su autoridad a la hora de definir los pasos políticos.

Los tiempos comienzan a acelerarse en las provincias, porque los gobernadores peronistas están decididos a adelantar los comicios respecto de los nacionales, salvo en tres o cuatro Estados que irán en paralelo. En ese sentido, Santa Fe será de las provincias con cronograma adelantado. Y Córdoba, mucho más.

"En 2019 habrá casi treinta elecciones en todo el país. desde marzo, tres comicios por mes compondrán el profuso calendario electoral"

En las últimas horas, el gobernador Juan Schiaretti decidió el 12 de mayo para las elecciones. Menudo problema para Cambiemos, que no tiene resuelta la interna y, encima, carece de Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias.

El adelantamiento de los comicios provinciales es una buena noticia para Macri, pero una catarata de derrotas previas en las provincias creará un clima derrotista en la Casa Rosada. Por eso, también se conversa por estas horas la posibilidad de adelantar fechas en provincia de Buenos Aires y/o algún otro territorio que puede discontinuar la saga de derrotas. El macrismo sólo gobierna en cinco provincias.

En los próximos días, Lifschitz dará a conocer el cronograma, episodio que constituirá el comienzo formal del proceso electoral. Habrá durante 2019 treinta comicios, algo así como tres por mes, desde marzo próximo. En Santa Fe, se podrá llegar a votar cinco veces.

Lifschitz sabe que la única posibilidad de insertarse en un mapa alternativo al del kirchnerismo y al macrismo va de la mano de triunfos locales del Frente Progresista, en la provincia y en Rosario. No andan con chiquitas en el despacho del mandatario: "Vamos a ganar Rosario y la provincia, pero también Villa Gobernador Gálvez, la capital, Venado Tuerto y Rafaela".

La idea del gobernador es alcanzar un frente nacional que contenga al peronismo federal, al progresismo y desprendimientos de Cambiemos. En ese marco, nadie sabe qué pasará con Martín Lousteau, un saltarín político que bien podría encarnar lo que decía un histórico referente del PRI mexicano: "No soy de izquierda ni de derecha, sino todo lo contrario".

La política empieza a reconfigurarse.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});