Opinión

Fatiga en la conducción

El sábado 22 de septiembre de 2018 esta sección me publicó una carta titulada "El sueño, un enemigo peligroso".

Sábado 30 de Marzo de 2019

El sábado 22 de septiembre de 2018 esta sección me publicó una carta titulada "El sueño, un enemigo peligroso". Se refería a los accidentes automovilísticos sucedidos como consecuencia del sueño que vence a los conductores. A los pocos días recibí una carta escrita por el doctor César Pagnacco en la que adjuntaba fotos de los detectores de fatiga en los coches. Así pude ilustrarme acerca de complejos dispositivos basados en cámaras frontales de reconocimiento que detectan la fatiga antes que ésta derive en un sueño profundo, que aunque sea de unos pocos segundos, hace que el cerebro quede "en blanco" pudiendo ocasionar accidentes graves para el propio conductor y para terceros. Además, aunque no llegue a provocar sueño, la fatiga reduce los reflejos normales tal como lo hace el alcohol. Esas cámaras detectan que el que conduce se va al carril contrario de la ruta sin motivo alguno, realiza maniobras de sobrepaso sin accionar las luces de giro, o ha manejado por más de dos horas, entre otras cuestiones anormales de conducción. Luego de evaluar esas anomalías conductivas, el dispositivo acciona una alarma "invitando" al conductor a tomar un prudente descanso. Ahora bien, en realidad esa alarma se produce con un peligroso retraso, ya que en la primera acción riesgosa que detecta el sistema ya se puede producir un accidente. Por ello, para lograr anticiparse a una desgraciada incorrección de manejo, los ingenieros han perfeccionado el método disponiendo cámaras internas que monitorean la vista del conductor para reconocer hacia donde dirige la mirada o cuántas veces parpadea. Claro que estos sistemas vienen montados en autos de alta gama; por lo que es de esperar que en un futuro no lejano las automotrices los instalen en todos sus coches. Asimismo, estos medios de seguridad debieran colocarse en colectivos, camiones y trasportes escolares. Tanto la fabricación como la legislación sobre esta problemática tendrían que tener en consideración las preocupantes estadísticas de fallecimientos por accidentes de tránsito.

Una triste realidad

Es indudable que la actualidad mundial no es un ejemplo para enseñar por todo lo que leemos en los diarios. Hace pocos días un motochorro que había robado a una turista en nuestro país fue liberado a las 24 horas por un juez. Sucede en forma continua. Pero no asombrarse. En Italia dos individuos violaron a una mujer y el juez de la causa los dejó libres porque la mujer "era fea y poco femenina". Creo que los jueces están demostrando que su preparación es bastante pobre y no les enseñaron a impartir justicia con equidad. En lo político es peor. La Justicia del máximo tribunal dictamina que la ex presidente Cristina, por su accionar en ejercicio de su ex cargo, debería ser detenida. Pero la Cámara de Diputados no acepta lo dispuesto por la Corte Suprema de Justicia y ampara que siga con el derecho de impunidad que le dan los fueros de su cargo. Triste realidad la de nuestro país. En poco tiempo tenemos elecciones. Tenemos candidatos que fueron partícipes o colaboradores en el vaciamiento económico de la Nación. Todos pueden ser candidatos. Jueces honorables, a quienes no les tiembla el pulso y ejercen verdadera justicia, nos acercamos a la verdadera elección de democracia o elección de ciudadanos enjuiciados y marcados por la ley. Que Dios ayude a la Nación y a su sufrido pueblo.

La vulnerabilidad de las masas

"Pienso, luego existo". La duda metódica de Descartes enseña, pero antes enseña a dudar de lo que enseñas; es decir la duda y el cuestionamiento de los paradigmas como base para la evolución del conocimiento. Todo muy bien, principios que tienen vigencia pero hay que entender que una cosa era del conocimiento antes de la época del razonamiento científico cuando el concepto se afianzaba más con la contundencia con que se lo predicaba que con las pruebas con que se lo avalaba. Cuestionar actualmente que la Tierra es redonda, que el sexo del ser humano no lo define la anatomía, la histología, fisiología, ni la genética; y que esto tenga tantos seguidores... Creo que es muy interesante estudiar, pero como fenómeno social. La pregunta es cómo se puede embalar a tanta gente con argumentos tan estúpidos. ¿O será esto un globo de ensayo para evaluar qué grado de vulnerabilidad tienen las masas?

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});