Opinión

En Newell's hay números y números

La derrota abultada ante River no reflejó debidamente lo que ocurrió en el juego, a diferencia de lo que muestra la tabla del 2021, en la que sí se observan los errores cometidos

Jueves 16 de Septiembre de 2021

En el fútbol conviven un conjunto de factores que configuran una realidad, y de acuerdo al aspecto que prevalezca en la elaboración de un análisis será la conclusión a la que se arribe. Sin dudas los números son los que imponen condiciones a la hora de mensurar rendimientos. Como así políticas deportivas. Pero no siempre son convergentes, aunque los resultados sí sean negativos. Y esto es lo que ocurre en Newell's.

El 4 a 1 adverso ante River exhibe una diferencia final que no tuvo correlato en el campo de juego. Porque si bien fue la jerarquía la que desniveló, hubo un rendimiento que mantuvo al equipo rojinegro en partido hasta los 60 minutos. Es por ello que la distancia en cantidad de goles no demuestra de manera fidedigna la diferencia entre los desempeños. Que estuvo, pero no tan amplia.

Números rojos, no tan rojos. Porque aunque se trate de una derrota, las formas hacen a las síntesis conceptuales de un partido de fútbol. A sabiendas de que la tonalidad de las cifras varían según el humor, los preconceptos, la pasión y todo aquello que determina la formación de una opinión.

Pero hay números que sí demuestran con nitidez otros resultados y rendimientos. Que son aquellos que miden las políticas futbolísticas. Porque no determinan la eventualidad del funcionamiento durante un partido, sino que exponen un proceso, un ciclo, una forma. Y cuando esos valores son tan negativos, no hay dudas de que la sistematización de los errores fue la que produjo una situación muy delicada.

Como la que muestra Newell's cuando se observa la tabla de posiciones generales a lo largo del 2021. En la que está anteúltimo con apenas 23 puntos en 24 partidos, de los que sólo ganó 5, empató 8 y perdió 11. Una fidedigna radiografía de lo hecho políticamente en materia deportiva.

Números rojos, muy rojos. Porque no se trató de una excepcionalidad de un partido mal jugado, sino que se trató de un tiempo de mala praxis. Y es por ello que el análisis sale de las eventualidades de un hecho aislado para extenderse a la consideración de todo un proceso.

Es por ello que los números en el fútbol tienen una relatividad. Todos miden, pero no siempre de la misma manera. Ya que hay algunos que muestran frustraciones. Pero hay otros que reflejan fracasos.

Embed

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario