En voz baja

"Ella le gana" desató una polémica

Domingo 31 de Marzo de 2019

Se sabe que el eslogan de una campaña misteriosa que pertenece al kirchnerismo juega con la posibilidad de que la única que puede ser alternativa de triunfo frente al actual gobierno nacional es Cristina Fernández. Y esa idea se transmite de varias maneras. Una de ellas es a través de carteles con una única leyenda: "Ella le gana". Esa campaña se instaló en varias ciudades del país, pero en Rosario tuvo una repercusión particular. Parece que desde el centro de campaña de Pablo Javkin se tomó como un mensaje desde el socialismo a favor de la otra precandidata a intendenta del Frente Progresista, Verónica Irizar. Pero nada más alejado. No tuvieron nada que ver. Salvo la responsabilidad de que la concejala socialista es la única candidata mujer entre los aspirantes a la Municipalidad. Todo terminó entre sonrisas.

¿Qué deben hacer los candidatos con cargo?

La polémica volvió a instalarse en el ámbito político. Aquellos candidatos a las elecciones que ostentan cargos varios, ¿no deberían renunciar a ellos para hacer la campaña? Ninguna normativa les impide seguir como si nada, pero el tema no puede evitar que se reavive una discusión ética que esta vez atraviesa a la mayoría de los postulantes. Hay medio gabinete provincial que se postula para diputado, incluso el propio gobernador; los cinco candidatos a intendente de Rosario son concejales, hay diputados provinciales, senadores, intendentes que aspiran a otros cargos que se encuentran en esa situación. Son muy pocos los que no tienen ese problema en las grillas principales. No sería raro que sean ellos las voces cantantes de este planteo, que una vez más no parece que vaya a ser atendido. Nadie se animará a tirar la primera crítica.

Querían plata y al final no se llevaron nada

La inseguridad castiga en todos lados. Quien lo sufrió en carne propia en estos días es la hermana de un intendente del cordón industrial, a quien quisieron robarle mientras estaba sola en su casa a media mañana. Dos delincuentes muy agresivos ingresaron a la vivienda, le dijeron que sabían quién era y le exigieron reiteradamente que les entregara dinero. Lo peor es que dos veces amenazaron con asesinarla si no les daba plata. Al final se fueron sin lograr su propósito, uno de ellos encapuchado como había llegado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});