Opinión

El plan de Cambiemos para ganar Santa Fe

En la Casa Rosada sostienen que no están terceros en la provincia. Y apuestan a que una interna de tres conservará los votos del macrismo para imponerse por la Gobernación a Bonfatti y Perotti. Ya tienen los candidatos. "Sabemos ganar elecciones" contestan cuando se pone en duda esa estrategia. Y, a contramano de lo que piensa el socialismo, aseguran que la provincia que gobierna Lifschitz "es la más privilegiada" por las políticas nacionales. Y se quejan de la "ingratitud" del gobernador.

Domingo 22 de Julio de 2018

""No nos den terceros en Santa Fe. No se olviden que sabemos ganar elecciones".
Casi como un desafío, la frase de uno de los dirigentes de primera línea de Cambiemos sorprende por el optimismo. Es que la estructura política que llevó a Mauricio Macri a la Presidencia de la Argentina es políticamente rara. Sino, ¿a quién se le ocurriría sembrar futuro en medio del peor momento de la gestión? Y encima cuando no son muchos quienes les auguran mejores días.
"No hay que menospreciar a los electores", se suele escuchar cerca de los principales despachos de Casa Rosada, abriendo una grieta entre lo que dicen los medios y lo que piensa la gente, para la que aseguran estar trabajando más de lo que se les reconoce públicamente.
A la hora de las estrategias políticas, en los amplios despachos de Balcarce 50 ven a Santa Fe como un desafío, y para entusiasmarse asemejan el escenario que los llevó a ganar las elecciones a nivel nacional. "Vemos que en la provincia hay una necesidad de cambio, aunque -reconocen- todavía nos falta encontrar la alternativa que canalice ese descontento".
Dicen llevar una ventaja. Ya saben quienes serán sus competidores por la Gobernación: Omar Perotti, por el peronismo, y Antonio Bonfatti, por el Frente Progresista, que seguro cambiará de nombre. Aunque esta vez no prometen ninguna figura rutilante para disputar esos votos. "Nos gustaría tener una interna que no nos divida y sirva para contener a todos", se ilusionan en la confianza de que intentarán ganar con el equipo más que con el candidato.
¿Una interna de tres?
De paso, y aunque no lo quieran revelar todavía públicamente, ya tienen dos legisladores del Pro con decisión de candidatearse: el diputado provincial Federico Angelini y el diputado nacional Lucas Incicco. A ellos se sumaría el intendente de Santa Fe José Corral como expresión del radicalismo.
¿Cómo justifica este gobierno tanto optimismo después de haber experimentado una estrepitosa caída de imagen en el último tiempo? Es curioso cómo se arman los espacios de entusiasmo. Como la arenga de Mbappé antes de jugar contra Argentina.
Para Cambiemos, en Santa Fe la clave es que no dividen el espacio político por el que transitan con ninguna otra fuerza. En cambio, advierten, los que se oponen al gobierno nacional no saben cómo hacerlo sin quedar demasiado cerca del kirchnerismo.
Y confían que todavía hay demasiada gente que, aún con críticas y reproches, quiere que al gobierno le vaya bien, o no quiere volver a lo que en la Rosada llaman "pasado".
Recuerdan que en Ciudad Autónoma las principales críticas fueron de los vecinos de Recoleta, pero que después los votos también vinieron del mismo lugar. No parece tan claro ahora que los que protestan por las complicaciones de esta gestión terminen suscribiendo a este gobierno o a sus referentes territoriales. La economía tendrá la última palabra.
Para los sectores críticos de Cambiemos, el mejor momento de esa agrupación en Santa Fe ya pasó. Fue cuando Miguel del Sel casi gana, ayudado por su popularidad y en el pico de crecimiento del macrismo. "Antes eran sólo oposición. Ahora ya tienen el desgaste de haber gestionado", aseguran muy cerca del socialismo.
"Santa Fe, la ingrata"
En la relación Nación-provincia, este segundo semestre es probable que se acreciente una disputa que podría agrandar la grieta que viene teniendo ese vínculo. La intención declamada del gobierno nacional no es perjudicar a Santa Fe para debilitar al gobierno socialista, sino sumar en un diálogo directo con los santafesinos. Pero la grieta pública se alimenta cada semana.
Desde Balcarce 50 ensayan una curiosa definición sobre la relación que tienen con esta provincia. "De los 23 distritos del país, Santa Fe es el más favorecido por las políticas de este gobierno". Un diagnóstico que seguro no será compartido por la Casa Gris.
En ese marco, la palabra que más les gusta para describir el tipo de vínculo que tienen con los referentes del socialismo es "ingratitud". Y si bien entienden que haya una disputa por espacios políticos, se sienten poco correspondidos con el trato de "distrito favorecido" que creen estar dándole al territorio donde gobierna el socialismo.
No sería extraño que el tema de la deuda por los fondos de coparticipación que Santa Fe ganó en la Corte se encamine a una solución en este segundo semestre. Aunque ahora aparecieron nubarrones negros de tormenta también en este asunto.
Es que el compromiso con el Fondo Monetario obliga a recortar el presupuesto de 2019 y las obras en todas las provincias. Por lo que Santa Fe tendrá que negociar todo eso en un mismo paquete, con lo que se estarían cambiando las reglas de juego.
Para este martes funcionarios del área de Economía de la provincia fueron convocados a una reunión en Casa Rosada por este tema. Allí se encontrarán con representantes de los ministerios de Interior y Hacienda de la Nación. ¿Será la reunión definitiva o empezará otra ronda de tropiezos y desacuerdos?
Ganar no asegura nada
El optimismo electoral de Cambiemos de cara al 2019 empezó a deslizarse en conferencias de prensa y transmisiones por Instagram, encabezadas por el propio presidente Macri. Con algunos excesos. No cae bien en el electorado, que no tiene demasiado tiempo para nada, saber que el primer mandatario ve tantas series en Netflix.
Ante la incertidumbre del primer turno electoral, en los despachos aledaños al Jefe de Estado por las dudas se abren paraguas. "Que ganemos las elecciones en Santa Fe y Córdoba, o en el resto de las provincias que competirán en los primeros seis meses del 2019 no nos asegura triunfar a nivel nacional después. Y al revés tampoco. Perder en esos distritos no debería tener lecturas directas con los comicios de presidente. Cada una será una elección única", comentan por si acaso.
Un exceso de prevención o tal vez una descripción realista de lo que puede estar incubándose en las intenciones electorales de los argentinos.
Mientras, tanto el peronismo como el socialismo empezaron a recorrer el territorio santafesino y dicen advertir un cambio de clima por parte de quienes antes estaban a favor de . Cambiemos. "Ahora nos miran con cariño y nos dicen que están a disposición". Repasando las redes sociales se puede comprobar eso.
La duda es si el optimismo nacional en campaña logrará modificar la realidad. Y si la maquinaria electoral que parece ser Cambiemos acierta en ganar unas elecciones cuando el resto de la clase política opina que no tiene chances.
Lifschitz a dos puntas
Mientras, como un músico de varios instrumentos, el gobernador Miguel Lifschitz se mueve por todo el escenario político. Hace una semana sorprendió al recorrer sólo los barrios de Rosario, alimentando algunas expectativas sobre algo que ya descartó: volver a ser candidato a intendente.
Sigue firme la posibilidad de que encabece una lista de candidatos a diputado provincial, en una suerte de destino espejo al que tuvo Antonio Bonfatti cuando dejó la Gobernación.
Pero mañana en Santa Fe volverá a tener un espacio para recrear un armado nacional con el que también parece sentirse cómodo. Con la excusa de un homenaje a los caudillos que otrora lucharon contra el poder central, coincidirá con dos gobernadores justicialistas, el de Córdoba y el de Entre Ríos, en un diálogo político que incluye una disertación de Pacho O'Donnell sobre "La liga de los pueblos libres y la vocación federalista de Estanislao López". Para que nadie lo descarte de.las presidenciales tampoco.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});