Opinión

El cambio permanente

No hay que buscar ni poner excusas. La Capital cumple 150 años el próximo miércoles 15 y es motivo más que suficiente para celebrar su largo compromiso con la ciudad y su gente.

Miércoles 08 de Noviembre de 2017

No hay que buscar ni poner excusas. La Capital cumple 150 años el próximo miércoles 15 y es motivo más que suficiente para celebrar su largo compromiso con la ciudad y su gente. Es el Decano de la Prensa Argentina, una responsabilidad y un orgullo que no pesan sino todo lo contrario, animan a seguir adelante con la confianza de saber que se están haciendo las cosas bien. Por eso, renovar la plataforma digital del diario es una obligación que se cumple con entusiasmo, porque responde a ese mandato no escrito pero que el natural espíritu innovador de los medios estimula a explorar las nuevas fronteras.

Hoy el diario estrena un nuevo diseño, no con la excusa sino con el afán de festejar el aniversario del diario, y lo hace con una propuesta más robusta en información pero también más amigable, sin importar el dispositivo que se elija para acceder a la información más confiable de la ciudad. No se trata solo de dar un salto tecnológico, que por supuesto la remozada versión digital del Decano lo da, sino de rescatar las tradiciones que hicieron a La Capital uno de los pilares de la rosarinidad, algo tan inasible e inequívocamente propio como tomar un café en El Cairo o pasear por el parque Independencia.

Más allá del liderazgo que mantiene en la región desde que en noviembre de 2000 irrumpió en internet, la edición digital La Capital, las noticias que publica y la relevancia que adquieren en el día a día, se amplifican en las redes sociales. Es ahí donde el diálogo con los lectores, esa charla franca, amena, abierta a las propuestas y mucho más a las críticas, enciende en las pantallas que hoy acompañan cada momento de la vida de los rosarinos inquietudes, anhelos y cuestionamientos que se resuelven en un click.

Esa es la esencia del rediseño con el que hoy el diario busca acercarse todavía más a la audiencia que, ávida de información útil y confiable, las columnas que sostienen el periodismo del Decano. Para lograrlo ofrece una mejor experiencia de lectura independientemente del soporte que se utilice y facilita las búsquedas de los temas de interés -las historias del día- ya sea a través de los buscadores o de las redes sociales. Más simple, más rápido, pero sobre todo más transparente, franco y veraz, que es lo que demanda hoy el ritmo y los consumos de la vida moderna.

La cara que muestra La Capital a sus lectores hoy es la misma con la que miró a los rosarinos aquel lejano 15 de noviembre de 1867, porque el periodismo es uno solo, más allá de los formatos, más allá de la inevitable reconversión digital que imponen los nuevos tiempos. El periodismo son las historias de la gente contadas con honestidad y la esperanza de que hagan el bien sin mirar a quien, y eso es lo que el nuevo look and feel del diario buscó y seguramente encontrará en ese ida y vuelta cotidiano que mantiene con sus lectores y que es la esencia del cambio de hoy, y más aún, es la razón de ser y estar siempre.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario