Opinión

“Cuando mi hermana se vio al espejo por primera vez, entró en crisis”

Así se refirió Yeni Álvarez sobre el salvaje ataque que recibió Julia, a quien unas vecinas le cortaron el rostro en Formosa, celosas de su belleza.

Miércoles 01 de Octubre de 2014

La hermana de Julia, la menor atacada el fin de semana pasado por dos vecinas que le produjeron cortes profundos en el rostro, manifestó que la familia de las atacantes amenazan con quemar su vivienda y repetir la agresión: “Nos mandaron a decir que si seguimos hablando nos van a quemar la casa y a matar”, dijo.

Yeni charló con Radio Uno y El Comercial sobre la situación que vive su hermana atacada y comentó que está pasando por un momento anímico complejo: “Se miró al espejo por primera vez y tuvo una crisis de nervios, llamamos a la ambulancia para que la asistan y la calmen. Mi mamá también se descompensó”, manifestó la entrevistada que destacó la asistencia de un psicólogo del Estado para apoyar a la familia.

La vecina describió en su diálogo con la prensa que existe un ambiente enrarecido en el barrio ya que a poco del ataque sufrido por su hermana se le suman las amenazas que recibe su familia que incluyen nuevas agresiones pero para su propia madre.

Indicó además que espera poder llevar a Buenos Aires a su hermana para poder encarar un tratamiento que le permita una curación rápida de las heridas en rostro y reiteró que siguen padeciendo las amenazas de las agresoras: “Nos dicen que si seguimos hablando nos van a matar y a quemar la casa además de que a mi mama le van a cortar la cara de la misma manera”, dijo.

“Pienso llevarla a mi hermana a Buenos Aires, para que la vean unos médicos que le devuelvan la vida a mi hermana. Hemos recibido muchos mensajes de apoyo de gente que nos dan fuerza para seguir”, manifestó Yeni que describió además que ya hay esfuerzos de parte de mucha gente para poder solventar los gastos del mencionado viaje.

Al ser consultada sobre la cuestión policial, indicó que una de las agresoras fue detenida pero recordó que la menor de ellas está libre y que sigue amenazando a su familia: “La mama nos amenazó y también nos mandaron a decir cosas. La madre de ellas se puso a gritar que le va a hacer lo mismo a mi madre que lo que le pasó a mi hermana”, expresó.

“Mi madre se descompuso y ni siquiera pudo salir a hacer la denuncia, son amenazas concretas y no son mentiras de parte nuestra. La policía no actuó en esto”, se quejó manifestando también que su intención de ir a la Capital Federal para que a su hermana “le arreglen la cara”.

“Esto no va a ser fácil de superar para nuestra familia y vamos a tratar de apoyar a Julia como sea”, resaltó mientras agregaba que ya está buscando el patrocinio de un letrado: “Yo tengo que trabajar para vivir y mantener a mis hijos, mi hermana no quiere comer, está en la cama un rato pero después vuelve para llorar”, cerró.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario