Opinión

¿Contra quién se juega más Argentina?

Los amistosos con Italia y España son partidos importantes pero dentro de un contexto que les modifica sustancialmente la esencia de clásicos mundiales que tienen

Jueves 22 de Marzo de 2018

¿Contra quién se juega más Argentina, Italia o España? En la pregunta falta un sujeto, o está mal formulada. Argentina no se juega nada. Los que se juegan son varios de los jugadores convocados por Sampaoli.
La selección está en el Mundial, comenzará a disputarlo en menos de 3 meses, es uno de los equipos candidatos, y el entrenador intenta achicar el margen de error para confeccionar la lista definitiva.
samapoli69988100.jpg

Dicho de manera más explícita: si Wilfredo Caballero ataja como Agustín Marchesín contra Nigeria, va para afuera. Si Federico Fazio juega como Germán Pezzella en ese mismo partido, va para afuera.
Los resultados de los partidos ante Italia y España no tendrán ninguna importancia para la selección salvo que sean catastróficos. Cualquier goleada en contra por más fuerte que sea el rival es un problema.
Sin embargo, esos mismos resultados serán decisivos para unos cuantos futbolistas que luchan por un lugar en Rusia.
A Paulo Dybala, por ejemplo, aquel 2-4 contra Nigeria en Krasnodar puede costarle la convocatoria. El muy buen presente en Juventus podría no alcanzarle. De hecho, hoy está casi afuera de la Copa del Mundo. Es más, si se toman al pie de la letra las declaraciones de Sampaoli en la conferencia de prensa de hoy, está afuera.
Contra Italia, Caballero, Fabricio Bustos, Fazio, Nicolás Tagliafico y Leandro Paredes, medio equipo, se juegan casi todo. Manuel Lanzini un poco menos porque es una debilidad del entrenador. A Sampaoli le encanta como juega el exRiver y cómo podría acoplarse a sus esquemas.
arqueros69980420.jpeg

Marcos Rojo y Ramiro Funes Mori, otrora inamovibles, llegan al límite por culpa de sus lesiones y están muy complicados. El exRiver bastante más que el exEstudiantes, a quien el DT piensa como central y probaría ante España.
Diego Perotti, Pablo Pérez y Maximiliano Meza muy probablemente tendrán que pelearla en un puñado de minutos. Así de tajante, al límite. ¿Injusto? No parece, al menos tendrán su chance.
Otra pregunta. ¿Cuál de los dos rivales es más complejo o merece más cuidado?
Ya quedó escrito que Argentina no expone casi nada y sólo están al límite los que buscan un lugar en el Mundial.
Excluyendo ese tópico, el rival más difícil es claramente Italia. Pero no porque sea más equipo que España, todo lo contrario, sino porque inicia un proceso nuevo tras el drama de quedar afuera de Rusia.
Italia es una de las selecciones más importante de la historia de los mundiales, inmensamente superior a España e incluso por encima de Argentina y no estará en una Copa del Mundo después de 60 años.
En el rubro títulos mundiales sólo Brasil puede mirarlo desde arriba y desde esos parámetros hay que medir el choque que para medio equipo argentino será lo más amistoso posible y para el resto todo lo contrario.
Será el estreno de Luigi Di Biagio en el cargo e Italia jugará en serio. Intentará poner los cimientos de la reconstrucción con un triunfo grande.
España está en la misma que Argentina. Salvo los que se jueguen un lugar, si es que Julen Lopetegui aún tiene cupos disponibles, el resto tratará que el partido del martes sea lo más amistoso posible.
Tienen algo en común: son dos amistosos raros antes de un Mundial porque los entrenadores prefieren partidos más accesibles para evitar correr riesgos innecesarios.
Quizás para algunos futbolistas signifiquen el pasaporte a una Copa del Mundo. Por lo demás, salvo resultados exuberantes, no quedarán en la historia a pesar de la rivalidad histórica que se potenció en los últimos 20 años con la masiva presencia de futbolistas argentinos en Italia y España.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario