Ovación

Batistuta merece ser el DT de Newell's

Si hay un club que tiene identificación mundial con sus ídolos, como lo es Batistuta, es Newell's que siempre se jactó de ser refugio emocional de sus figuras.

Martes 02 de Marzo de 2021

Si hay un club que tiene una identificación planetaria con sus ídolos es Newell’s. Es una institución que siempre se jactó de transformarse en un refugio emocional para deidades que dejaron su impronta del linaje de Bielsa, Griffa, Martino, Pochettino, Heinze, Maxi Rodríguez, Scocco, Yudica, Gallego, Juan Carlos Montes y otros que supieron tallar sus nombres en moldes de bronce.

Entre ellos merece ubicarse a Gabriel Omar Batistuta como un potencial entrenador de Newell’s si es que Frank Kudelka no resiste en su cargo. Seguramente algún colgado del limbo planteará, tal vez con razón, qué méritos tiene Batistuta para ocupar el banco rojinegro si nunca dirigió. Es comprensible que cualquier hincha leproso se encuentre asaltado de dudas sobre las condiciones de Bati para arroparse con el buzo de DT. Sobre todo porque el fútbol no suele reconocer situaciones por carácter transitivo. Pasado en limpio: que haya sido un jugador imperial a nivel mundial no lo habilita a ser un gran entrenador.

Pero, sin dudas, se ganó largamente una oportunidad para sentarse en el banco de este Newell’s de la reconstrucción institucional que repite mecánicamente la gente del oficialismo. Más ahora que Bati manifestó en público sus ganas de sacarse el gusto de probarse en la exigencia de liderar un grupo, proyectar estrategias y articular tácticas. Después de lidiar con sus crónicos problemas en los tobillos, el hombre que fue récord en la selección argentina hasta que apareció Lionel Messi, ahora sí está dispuesto a poner a riesgo de los benditos resultados su idolatría ganada a fuerza de goles. Y ahí Newell’s debe ubicarse en la pole position para rescatarlo y darle esa primera oportunidad.

Sería un golpe mediático que retumbaría en las redacciones de los diarios más prestigiosos del mundo. Además, cualquier leproso de ley que entienda algo de fútbol sabe que si se va Kudelka no hay chances de que vuelvan ahora Bielsa, Martino, Pochettino, Heinze, sólo por citar a nombres que tienen una ligazón muy fuerte con Newell’s y que están volcados a la aventura de dirigir. Batistuta goza de la notoriedad para sentarse en esa mesa. Que Bati dirija a Newell’s sería una bendición para el maestro Jorge Bernardo Griffa.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS