..

"No hay rencores, lo único que queremos saber es qué le pasó"

El presidente comunal de Ibarlucea, José Santangelo, se refirió a la aparición de la directora de la Guardia Urbana. La mujer era buscada desde el 22 de agosto de 2014. Se fue con dinero de la comuna. Dice que se lo robaron.  

Miércoles 16 de Septiembre de 2015

"No hay ningún rencor; lo único que queremos es saber qué le pasó". Con estas palabras, el presidente comunal de Ibarlucea, José Santangelo, se refirió a la repentina aparición de Stella Maris Saracho, la empleada de la comuna, cuyo paradero se desconoció durante más de un año y que este lunes se presentó espontáneamente ante la Justicia.

Santangelo dejó entrever que alguna información tenía sobre la mujer, que desapareció el 22 de agosto de 2014 con unos 60 mil pesos, entre efectivo y cheques, que debía depositar en una sucursal bancaria de Rosario. Pero remarcó que la presencia física de la ex directora de la Guardia Urbana les llevó tranquilidad a todos.

"Esto nos cayó muy bien a todos, porque desde un primer momento nos preocupamos; queríamos que esta señora estuviese bien. Y gracias a Dios, está bien", dijo el mandatario en diálogo con LaCapital.

Aparición.Tal como lo publicó este diario en su edición de ayer, Saracho se presentó el lunes al mediodía en las oficinas de la Unidad de Investigación y Juicio Nº 2 de la Fiscalía Regional de Rosario. Acompañada por su abogado, la mujer relató que hace un año le sustrajeron el dinero que debía depositar en la sucursal del Banco de Santa Fe de avenida Alberdi y Génova, en Rosario, y que al no poder afrontar esa situación tomó la drástica decisión de ausentarse. Según trascendió, habría estado viviendo varios meses en Paraguay.

La mujer había sido vista por última vez el 22 de agosto de 2014 en la garita de la parada de colectivos ubicada en avenida Rosario y 25 de Mayo, esta última, tramo urbano de la ruta provincial 34-S, que une Ibarlucea con Granadero Baigorria. El dinero que debía depositar nunca llegó a la sucursal bancaria.

Si bien Stella Maris no se contactó con las autoridades comunales, Santangelo espera que en algún momento lo haga. "Teníamos un trato muy bueno con ella. Siempre fue una persona muy eficiente; ella fue la que inició la Guardia Urbana. Es una persona muy preparada y era muy querida. Me gustaría charlar con ella y saber qué la llevó realmente a vivir la situación que le tocó vivir", dijo el presidente comunal, e insistió con que "lo que más no hace sentir bien es tener la certeza de que ella está bien".

LaCapital intentó ayer sin éxito ubicar a Saracho. Ni en la sede comunal ni ninguna de las fuentes a las que se consultó pudieron dar cuenta de su paradero. La mujer fijó domicilio en la vivienda de su esposo, pero hasta donde se sabe, no volvió a convivir con él.

Lo legal y lo humano. Santangelo hizo una diferencia tajante entre lo estrictamente legal y el plano humano. "Todo lo que sea aspecto jurídico está en manos del Departamento Legal de la Comuna, y yo mismo transmití la directiva de que se trabaje con buena predisposición, tratando de no agudizar el problema y buscando una solución que beneficie a todos. Esa es una parte; después está lo personal. Yo particularmente siempre le tuve a esta señora un gran aprecio. Conozco al esposo y tengo trato con él. Me gustaría realmente hablar con ella, de mi parte no hay ningún resentimiento, simplemente quiero saber qué fue lo que le pasó, por qué ocurrió todo esto, qué fue lo que alteró su vida corriente", afirmó.

Algo que resultó llamativo durante todos estos meses fue que, de algún modo, las autoridades tenían alguna idea de que la mujer estaba con vida. Aunque no brindó detalles, Santangelo lo reconoció. "Estábamos un poco al tanto y sabíamos que su celular se había activado después de su desaparición. Pero ahora está la presencia física, que nos da tranquilidad y nos permite conocer lo sucedido", reflexionó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS