"No hay que dejarse llevar por los vientos de época que impone Macri", dicen desde ATE

Jorge Hoffman, referente de ese sindicato, salió a contestar a las autoridades provinciales.

Jueves 16 de Noviembre de 2017

Jorge Hoffman, secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado de Santa Fe, brindó su posición sobre las decisiones tanto del gobierno nacional como provincial de no otorgar bonos de fin de año a los empleados públicos.
"El año pasado los trabajadores públicos y privados sufrimos un tremendo recorte de salarios en la provincia y en todo el país. Ningún sindicato va a resignar la posibilidad de recuperar lo que se perdió. Eso requiere procesos de discusión y análisis, no quedarnos con los vientos de época que pretende impregnar el gobierno nacional", expresó el dirigente.

En declaraciones al programa "Procopio 830", Hoffman remarcó en ese sentido: "No estamos dispuestos a bailar al son de la política del gobierno de Macri, que el año pasado nos recortó salarios de una manera sensible", afirmó Jorge Hoffman, secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) de la provincia, al referirse a la decisión tanto de la administración central como del gobierno de Miguel Lifschitz de no pagar un bono de fin de año a ese sector.

El sindicalista remarcó que su sector "no comparte la mirada que tiene el gobierno de Macri respecto al salario ni de la economía. Es un gobierno que no nos representa. Por lo tanto, no tenemos que bailar al son de la música que establezca el gobierno nacional".

"Tenemos distintos niveles de diálogo con el gobierno provincial. Nosotros acordamos este año un aumento del 25 por ciento, con cláusula gatillo si la inflación supera el 25 por ciento de inflación. Como la inflación no superó ese porcentaje, la clausula gatillo no puede operar. Y ojalá que no llegue a ese número, porque la intención es recuperar salarios", agregó el dirigente.

Con relación a la propuesta de reforma laboral que impulsa el gobierno nacional, Hoffman afirmó que esa iniciativa "hará retroceder a la Argentina cien años. Interceder ante la jornada de ocho horas, terminar con las horas extras. Esto significa retroceder cien años. Debemos seguir atentos. Hay un modelo neoliberal que tiene entre sus principio desregular totalmente las relaciones laborales. Eso no lo vamos a permitir".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario